Click para escuchar

Esta entrevista la elaboramos durante la estancia de varios días en Ayotzinapa, la perdimos y ahora la recuperamos y esperemos que en este momento, dónde parecemos olvidar, recordemos la importancia de no dejar solos a los padres, Tryno Maldonado nos da una idea, nos invita a sentir y a saber quiénes son ellos.

Fuimos a Ayotzinapa a tratar de entender lo que sucede y nos llevamos una grata sorpresa, nos encontramos al escritor Tryno Maldonado (Ha publicado el libro de cuentos Temas y variaciones (2002) y Metales pesados (2014), así como las novelas Viena roja (2005), Temporada de caza para el león negro (2009) y Teoría de las catástrofes (2012), considerada “uno de los libros más relevantes de su generación”.)

Tryno que dio un taller de narrativa para ex alumnos, miembros de organizadores sociales y normalistas en la Normal rural Raúl Isidro Burgos.

La primera vez que vi a Tryno, se encontraba apasionadamente hablando de los estilos literarios, el público a quien se DSC06678dirigía era diverso: maestros, estudiantes, normalistas y personas que aprovecharon la oportunidad de aprender de este gran escritor y ser humano, que por lo regular nos entrega textos inundados de verdad y razón,  el  pública  regularmente  en la revista mx.

Nos encontramos en las canchas, ahí Tryno le entregó a Doña Bertha unos regalos de parte de Toledo, al parecer son papalotes que les manda el maestro, después caminamos a la radio “voces nuestras” y es ahí dónde platicamos.

UrbanSelecter: ¿Nos puedes platicar un poco de lo que estás haciendo aquí?

Tryno Maldonado:  Estoy en la escuela desde el veinta cuatro de diciembre acompañando a los padres, escribiendo algunos perfiles; también para mi columna en Mx, de los padres que me han querido contar su historia, la de los chavos, pero me parecía también, (pues como con ellos todas las tardes) de alguna forma, dejar algo a la comunidad, a la escuela y lo poquito de lo que se hacer es hablar de escritura, de narrativa y escribir y se me ocurrió convocar a este taller de narrativa.

Se dice mucho que la literatura empodera a la gente, pero estoy convencido que en cambio la escritura es lo que realmente empodera a las personas, si tienes la capacidad de no solo buscar la justicia y la verdad en estos procesos dolorosos, sino además de dejar memoria sobre todo aquí en este lugar que es el núcleo de todo lo que está pasando; pues me parece valioso también para complementar esa búsqueda de justicia y de verdad.

De alguna forma dejar algo a la comunidad, a la escuela y lo poquito de lo que se hacer es hablar de escritura de narrativa y escribir y se me ocurrió convocar a este taller de narrativa.

Así que creí que lo mejor que podía hacer para ayudar, era dar un poquito de herramientas para que la gente que está interesada ya sea normalistas o personas que están alrededor del movimiento, tengan herramientas para dejar esa memoria de todo lo que está pasando en este momento, una memoria opuesta a la memoria oficial y a la verdad oficial, a la que se está tratando de propagar en los medios nacionales; por eso creo que desde aquí se debe trabajar un poquito para fincar esa otra memoria basada en esta otra verdad en esta búsqueda de justicia y funciono bien en el taller.

UrbanSelecter: ¿Hace falta una narrativa de la resistencia?

Tryno Maldonado: Esto significa que tienen también un capital cultural político y económico más o menos importantes, no son hijos de campesinos los que están contando la historia en México, entonces me parece importante por eso empoderar o adquirir las herramientas; para que se cuente esta otra historia, que está pasando en este otro México, que generalmente ellos desconocen, lees las columnas de Enrique Krauze en el New York Times o en el país review reduciendo el conflicto de Ayotzinapa a la supuesta cultura de violencia que ha predominado en Guerrero, esa es la visión que tiene el desde Polanco, desde Manhattan o desde donde quiera que viva.

Entonces me parece importante por eso empoderar o adquirir las herramientas para que se cuente esta otra historia que está pasando en este otro México que generalmente ellos desconocen lees las columnas de Enrique Krauze

Se me hace más ofensivo que los lectores que tienen acceso a este tipo de autores crean en eso como la verdad, porque viene de un intelectual patriarcal con cierto poder que se erige como autoridad, entonces la forma que tenemos de construir esa versión es viniendo aquí y estar trabajando directamente con la gente y ayudando en lo que uno pueda a contar esa otra historia desde aquí, por eso es la convicción que el taller pueda aportar algo a todo esto.

UrbanSelecter: ¿Cómo llegas a Ayotzinapa? ¿Qué era lo que te esperabas? ¿Y qué fue lo que te encontraste?

Tryno Maldonado: Bueno casi desde el 26,27 de Septiembre, mi primer columna que me toco entregar, fue sobre Ayotzinapa y casualmente una quincena antes que entregue columna fue un texto sobre desapariciones de estado en México; entonces fue como muy natural para mi involucrarme. Escribí mi texto sobre desaparecidos de estado en México desgraciadamente paso lo de Iguala y pues no se me encarrere desde ahí con el tema.

Pero también me parecía como hasta incongruente estar hablando desde mi casa en Oaxaca, aunque tuviera toda la información y el espacio en mi columna, haciéndolo desde allá; entonces coincidió que hubo una caravana para entregar cuatro mil libros a la biblioteca de la normal a base de donaciones en la feria del libro del zócalo, de donaciones ciudadanas y un amigo que venía en la caravana, como me había visto interesado en todas las marchas acompañando a los papas, me dijo que sí no quería venir y le dije que sí.

Lo que me dices de la visión B estaba platicaba con don Mario o está don Damián que ellos vienen de otra realidad, contrasta mucho con lo que esperaban del entorno a dónde habían llegado sus hijos y te das cuenta que la pobreza en México.

Contacte a los chavos de prensa contándoles que quería escribir algo más de fondo y aunque de trataron en contestar; pero lo que hice fue venir el 24 de diciembre me vine con mi mochila y aquí me plante en la cancha, coincidió que encontré a mi amigo John Gibler y entonces me quede, me fui a la marcha del día ultimo con los papas y aquí he estado desde entonces.

DSC06682Lo que me dices de la visión B, estaba platicaba con don Mario o está don Damián, que ellos vienen de otra realidad, contrasta mucho con lo que esperaban del entorno a dónde habían llegado sus hijos y te das cuenta que la pobreza en México, cuando nosotros creíamos que ya había llegado abajo o podía haber tocado fondo, hay gente dentro de estos mismos padres que les sorprende todavía de las condiciones en las que otros de los padres y de los chavos viven.

Es como enfrentarse de cara a la realidad y saber que nosotros en realidad somos o al menos yo privilegiado viviendo como vivo, eso si me saco de onda, incluso entre ellos se han venido a sorprender la realidad que impera en Guerrero; desde hace muchas décadas, también yo vivo en Oaxaca desde hace casi diez años entonces aunque son estados muy diferentes los dos son políticamente, geográficamente muy complejos, ya venía acostumbrado más o menos, me toco también 2006 en Oaxaca pero aun así a pesar de que son estados vecinos, te das cuenta que es una realidad muy distinta y muy compleja. Y aún estoy entendiendo que pasa.

UrbanSelecter: Bueno, lo que te has encontrado aquí seguramente dará para una novela ¿ has pensado en ello?

Tryno Maldonado: No con ese objetivo, también se me hace como muy oportunista pensar en eso ahorita, igual después, quien sabe puede salir algo. Pero no; Yo estoy metido en mi novela, pero siento que en lo que puedo aportar más es usando el espacio en mi columna que lee alguna gente, hablar de lo mismo que he estado hablando de los padres, de los chavos, de la violencia de estado, de la corrupción en que vivimos, del cinismo de Peña nieto, de Murillo Karam, de Osorio Chong; pero hacerlo desde acá dentro, opinar de lo mismo que he estado opinando, seguir con mis ideas pero ya dándole voz a las personas involucradas en esta tragedias.

Estamos acostumbrados muchas veces sobre todo en las dictaduras de quedarnos con la fotito en blanco y negro, pero eso creo que a la larga va despersonalizando y trivializando esa misma imagen y la historia que hay detrás creo que mi trabajo puede hacer lo contrario.

Empiezo a elaborar  mis ideas, ya no es una columna normal, ya tienen voz algunos de los papas, por ejemplo: ahora que veo el cartel de desaparecidos de los chavos, para mí ya tienen cuerpo, estamos acostumbrados muchas veces sobre todo en las dictaduras de quedarnos con la fotito en blanco y negro, pero eso creo que a la larga va despersonalizando y trivializando esa misma imagen y la historia que hay detrás creo que mi trabajo puede hacer lo contrario, me da la DSC06688oportunidad de volverles a dar vida, a saber que les gusta, cuantos años tienen, si les gustaba el futbol o tocaban la guitarra, ¿cómo se llevaban con sus papas? ¿cómo era la voz? Por qué se nos ha perdido la voz también de los chavos.

En fin tratar de darle dimensión a través de la escritura y dejar esa constancia, esa memoria también, de que cada uno son personas a veces muy distintas, que tenían intereses, ambiciones y anhelos también completamente distintos y que convergieron aquí en esta normal, porque para la mayoría de ellos era la única vía para un horizonte de vida mejor, eso es lo que me ha sorprendido, a lo mejor mas de que ido platicando con los papas y las historias de los chavos no cumplen con ese perfil que mucha gente desde fuera cree que tiene los egresados o los estudiantes de Ayotzinapa; te das cuenta que aquí sale gente que tiene intereses diversos como puede haberlo allá fuera, entonces también quiero hablar de eso contar las historias de cada uno de ellos.

UrbanSelcter: ¿Cómo ha sido convivir con los padres? ¿Cómo ha sido este acercamiento? ¿Qué sucede ahí?

Tryno Maldonado: Pués es que algunos son mis compas, por ejemplo: con Don Berna me he ido a cenar a su casa, el otro día con Erika la esposa de Adán nos fuimos a la misa de tres años de su hija y después a la piñata; entonces para mi ahora cada vez que regreso a mi ciudad o paso por el D.F. Y veo las fotos de los chavos “digo es el hijo de mi compa don Berna o es el esposo de Erika“; ya les estoy dando otra dimensión a esto y a veces me cuesta a mí también, porque aunque no quieras, te vas llevando parte del sufrimiento y su dolor y ahora que ya se quiénes son, por que convivo con su familia, me está ayudando aquí, yo como por que ellos me invitan a comer aquí, han sido las personas más generosas.

Porque aunque no quieras te vas llevando parte del sufrimiento y su dolor y ahora que ya se quiénes son, por que convivo con su familia, me está ayudando aquí, yo como por que ellos me invitan a comer.

Entonces me estoy llevando parte de eso de la experiencia que ellos están pasando, y eso me si pasa mucho, ahora cada vez que veo las caras ya sé quiénes son y los siento cómo alguien cercano, es como un amigo que no ves hace mucho tiempo, que sabes que esta por ahí y sabes que hay mucha gente que está deseando que regrese a sus casa.

Así me pasa, pero no tengo ninguna otra idea preconcebida o prejuicio más bien para mi eran personas desconocidas que estaban luchando para resolver  una injusticia y ahora algunos de ellos son amigos míos que están luchando todos los días contra este estado criminal.

UrbanSlecter: En tus textos siempre hay un tema recurrente: el de la resistencia

Tryno Maldonado: Incluso mi primera novela ha sido en contra del estado, a lo mejor me va saliendo el tema sin querer, mi novela anterior también fue contra el estado; fue la cronología de los meses que Oaxaca vivió como la implantación de lo que se anhela,  fue un gobierno de autogestión, dónde la seguridad, la educación, la salud, la aseguraba la propia ciudadanía; el gobierno dejo de operar mucho tiempo, entonces me tocó vivir eso.

Pero al mismo tiempo es un tema que a mí me mueve mucho y que no está contado en la literatura nueva a mexicana y no está mal pues son intereses que tiene cada quien pero a algunos de mis contemporáneos les interesa más describir como caen las hojas de los árboles en la colonia condesa del D.F. que venir a platicar y conocer a esta gente que queramos o no están marcando un parte-aguas en la historia reciente en México y lo menos que podemos hacer es ponernos a la altura de estos padres, que se la están rifando todos los días, entonces si debo de dejar de escribir la novela que estoy construyendo y venir a cargar víveres y lavar ollas, la dejo.

Lo otro lo del estado ha venido por ahí, se me hace que la violencia del estado es la más cínica, porque hay una aparato completo destinada a aniquilar no solo las aspiraciones de las personas, si no su propia vida, me parece la violencia más expansiva y más siniestra y me parece que lo que debo de hacer en mi tiempo es dejar una constancia de cómo esta pandilla de criminales están haciendo su agosto a costa de la gente de pie, no sé, cómo tema me interesa.

UrbanSelecter: Entre otros temas, ¿nos puedes platicar tu experiencia de editor en Almadia? ¿nos puedes recomendar algún libro de los que editaste?

Tryno Maldonado: Cuando estuve como editor de almadia tuve la suerte de que nadie esperara mucho de nosotros, entonces pudimos ser editores kamikazes y publicar lo que quisiéramos, yo me quedo con un autor que me ha gustado mucho y que yo decidí publicarlo, aunque todos decían que no habría que publicarlo es un escritor angoleño que se llama Ongnaki y que lo publicamos a los 30 años, todos me decían y ¿por qué vas a publicar un angoleño desconocido de treinta años? y yo pensaba que esto es lo que se tiene que contar, su novela se llama: ” buenos días camaradas” y es la historia de él, cuando estuvo en la primaria en Angola e iban a brigadas de profesores cubanos, los cuales iban a darles clases durante una invasión.

Entonces es de esos autores que te dan no nada más cajitas chinas bien hechas, libros bonitos, bien escritos, si no te transmite una experiencia vital

DSC06693Es la historia sobre la relación con sus profes cubanos es como un principio del placer pero en Angola, y después conocí a Ongaki y nos hicimos compas, fue a Oaxaca porque lo invitamos a presentar el libro, además acaba de ganar el premio José Saramago de habla portuguesa, que es el equivalente acá al juan Rulfo; entonces es de esos autores que te dan no nada más cajitas chinas bien hechas, libros bonitos, bien escritos, si no te transmite una experiencia vital, distinta a la que nosotros tenémos o podríamos tener desde aquí en México y al mismo tiempo muy parecida a la relación con los profes cubanos con la infancia llena de pobreza, la misma carencia que muchos que los que estudian la primaria ahora y los que estudiamos en primaria públicas en México padecimos, me habla más de mi país un escritor angoleño en este momento por ejemplo: que los autores que ya son considerados como canónicos que siguen vivos, me gusta buscar esa clase de literatura y como editor me dió chance de hacerlo.

UrbanSlecter: ¿Te consideras un paradigma dentro de la literatura mexicana?

Tryno Maldonado: No, porque eso sería decir que te gusta, que eres parte de una fotógrafía que no se puede mover y no puedes hacer nada; creo más bien en el riesgo, que, hay que estar arriesgando todos los días, cada nuevo proyecto, aunque no sea un libro, como este, venir a dar un taller aquí, platicar con los papas, hacer un testimonio, me parece como más arriesgado.

En el centro dónde se hace literatura, nadie lo tomaría como algo serio, o algo valioso, pero a mí me parece importante incluso el testimonio que pueda quedar de esto aunque no tenga valor literario, me parece que tiene mucho más valor de otro tipo; entonces siempre estoy haciendo cosas así medio temerarias, a veces la riego, a veces no funcionan, a veces sí, no me gusta estar moviéndome en una zona de confort.

En cambio, como no soy parte de ningún canon, ni de ninguna revista mainstream, ni nexos, ni letras libres, ni esas mafias, público en mx que me deja escribir lo que quiera.

Volverse paradigma o del canon o de alguna antología, te congela, te quita muchas libertades; pienso que si hubiera quedado en los veinte mejores escritores mexicanos que se van a Londres, ahora de los que son de mi edad, es como si te pusieran en una vitrina para que pase gente a verte pasear, como mexican curios, en cambio, como no soy parte de ningún canon, ni de ninguna revista mainstream, ni nexos, ni letras libres, ni esas mafias, público en emx que me deja escribir lo que quiera, si un día quiero publicar un texto anarquista me publican, si quiero escribir contra cinco bandas DSC06696de rock me lo publican también,

Creo que la riqueza de estar en los márgenes, radica en que puedes arriesgarte todo el tiempo y estarte moviendo constantemente, ser lo que tú dices “paradigmático” o “canónico” implica estar quieto en el centro, contemplando lo que pasa alrededor, entonces me gustan los autores que se mueven en los márgenes; pienso en Roberto Bolaño, él fue un testigo todo el tiempo desde los márgenes y poco a poco fue construyendo una literatura muy sólida, la que ahora leemos desde el centro.

Eso son los riesgos de los cánones, que te toma el sistema, te apropia, te inocula y te vuelve parte del sistema pero mientras estas vivo pues nos toca hacer eso, estar arriesgando y intentar cosas nuevas sobre todo por cosas que tu crees ser congruente, no escribir una columna sobre Ayotzinapa desde tu casa y no venir realmente a tomar el pulso, a que es lo que quiere y lo que siente la gente desde aquí, que en este caso es justicia que es lo que queremos todos.

Nos despedimos, es Enero y estamos en las visperas de la busqueda en Iguala, sus palabras retumban en mi cabeza,” hay que inventar una narrativa de la resistencia, hay que contar una história, nuestra história” de ves en cuando intercambiamos mensajes, Tryno es de los mejores escritores y una persona real, de esas que le hace falta a nuestro México.

s