Click para escuchar

, ,

Por Mumia Abu-Jamal

El reciente des-Obama.

Si existe un principio unificador del desastre conocido como el Régimen de Trump, es la misión singular del presidente para borrar la presencia ejecutiva de su predecesor, Barack Obama.

Esto se ve recientemente en la torpe anulación de la  orden ejecutiva de Obama conocida como DACA-Acción Diferida para Llegados en la Infancia. Trump lo hizo para complacer a su llamada base de nacionalistas blancos, a quienes les encanta saber del sufrimiento del ‘otro’ no blanco.

Bajo DACA, alrededor de 800,000 jóvenes, muchos de los cuales llegaron a Estados Unidos cuando eran bebés,  recibieron un pase para vivir, estudiar, y trabajar en el país, con frecuencia el único hogar que hayan conocido.

La revocación de DACA por Trump les quita ese pase y envía tremores del miedo de deportación a casi un millón de personas.

Es increíble que solo unos días antes de formalmente emitir su revocación ejecutiva, hablaba de cuánto “amaba” a los jóvenes de DACA. Qué extraña especie de amor ¿no?

La gente que ha migrado desde América Latina  se encuentra entre los beneficiarios más numerosos de DACA. Muchos de ellos  llegaron hasta acá debido a la violencia estatal apoyada por Estados Unidos en Honduras, Guatemala y Centroamérica, y no están de humor para el “amor” Trumpiano, especialmente en el estado de Arizona.

Ahí Trump les dio una bofetada en la cara al perdonar a  Joe Arpaio, el ex sheriff encontrado en desacato judicial de la orden de un tribunal federal por el uso intencional de perfiles raciales para detener a personas de tez morena.

Saben que él hizo campaña en base al miedo y odio anti-mexicano y anti-latino.

¿Qué tiene que ver el amor con esto?

Desde la nación encarcelada, soy Mumia Abu-Jamal.

–©’17maj.
6 de septiembre de 2017
Audio grabado por Noelle Hanrahan: www.prisonradio.org
Texto circulado por Fatirah Litestar01@aol.com
Traducción Amig@s de Mumia, México

 

Por Mumia Abu-Jamal 

Ha sido extremadamente difícil escribir sobre la presidencia de Trump, que aparentemente se desmorona ante nuestros ojos.

En parte, esto se debe al acelerado paso de las nuevas revelaciones, los escándalos suplantados por nuevos escándalos, las ridículas declaraciones (y tuits) del presidente, una cascada diaria de locura.

Por su parte, los medios masivos de comunicación se nos abalanzan durante las 24 horas del día, sin la más mínima señal de un descanso.

Otra parte es la mera obsesión de Trump con los medios sociales y su habilidad singular de descalificar a sus propios voceros con un tuit.

Estamos en medio del más reciente ‘reality show’, El Espectáculo Trump, con  Donald J. Trump, una maniaca superestrella que no ha decidido si presentará una comedia o una tragedia pero al parecer, se ha conformado con la farsa. (más…)

s