Click para escuchar

, , ,

we can't breathe- notre dame women's basketball-

por Mumia Abu-Jamal

Las demandas y voces de protesta se levantan por todo Estados Unidos. Las voces de hombres y mujeres, hasta de niños y niñas. Voces de rabia, voces de esperanza y voces de un profundo y masivo descontento.

Estas voces, tan angustiadas como insistentes, son las voces de una generación que ha sido silenciosa, en gran medida, en la plaza pública.

Sólo a través de sus poetas y raperos se han escuchado sus voces, y aún así, los intereses comerciales han invadido la escena, cambiando la digna rabia a rimas graciosas. El arte no imita a la vida, pero la manda por una calle no planeada.

Ahora, sale una terrible verdad de las dulces voces de la juventud: “¡No podemos respirar!”, gritan.

El “no podemos” es instructivo porque revela la consciencia colectiva que está emergiendo.

No podemos respirar.

¿Por qué no?

Porque en el país más rico de la tierra, la pobreza lanza monedas en la esquina de la calle, esperando contra toda esperanza a ganar.

Porque el estado neoliberal es incapaz de ofrecer una sencilla educación.

Porque la escuela de hoy es la prisión de mañana. Un lugar donde reside el odio y la humillación, y no el conocimiento, o la educación –bajo el ridículo lema “ningún niño queda atrás”.

Porque para demasiados niñas y niños, la niñez es sólo una ilusión, como lo fue para Tamir Rice, un niño de 12 años haciendo lo que los niños han hecho durante más de un siglo. Jugar con un arma de juguete se le volvió una sentencia de muerte.

Porque cada mano, cada cara se vuelve en contra de la juventud, y su futuro se ve tan desolado como un paisaje lunar.

“¡No podemos respirar!” gritan.

Pero no podemos escucharles.

El Estado neoliberal está demasiado ocupado estrangulándolos.

Desde la nación encarcelada, soy Mumia Abu-Jamal.

_(c) ‘14maj

15 de diciembre de 2014

Audio grabado por Noelle Hanrahan: www.prisonradio.org

Texto circulado por Fatirah Litestar01@aol.com

Traducción Amig@s de Mumia, México

https://amigosdemumiamx.wordpress.com/2015/01/02/porque-no-podemos-respirar/

 

 

s