Click para escuchar

No Stop 'n Frisk

No Stop ‘n Frisk

Por  Mumia Abu-Jamal

Cuando yo era un joven Pantera, un francés ––bajo de estatura, calvo y con ojos azules–– llegó a visitar a nuestra sede central en Berkeley, California. El jefe de personal del Partido Panteras Negras, David Hilliard, lo saludó brevemente y luego me pidió escoltarlo alrededor de las oficinas para que él pudiera conocer a los demás Panteras.

El francés se llamaba Jean Genet, pero yo no tenía idea de la importancia de esto. David me dio un pequeño volumen titulado The Blacks (Los Negros), con el nombre Jean Genet anotado como el dramaturgo. Consulté la contraportada para saber más.

La obra Los Negros se describió como un ejemplo de lo que se llamaba “El Teatro del Absurdo”.

Me vino a la mente esa descripción la semana pasada cuando observé los torpes esfuerzos de dos políticos blancos estadounidenses,  Hillary Clinton y Donald Trump, para denigrar al opositor como el racista peor.

Eran como un niño y una niña de primaria gritándose en el arenero: ¡Racista! ¡Fanático! ¡No lo soy! ¡Sí lo eres! (Solo faltaba el último insulto: “Tu mama…” pero tal vez esto vendrá.)

¿Qué podría ser más ridículo?

A decir verdad, los estadounidenses blancos han esculpido y respaldado una estructura de separación total durante siglos.  Hasta la fecha vivimos en dos mundos y dos espacios mentales muy distintos: uno de privilegio y otro de privación.

Pero mientras observamos la descomposición del capitalismo en su aspecto despiadado ‘perro come perro’, parece que el racismo es solo una palabra, una cosa, un juguete, para lanzar al aire antes de las elecciones, y olvidar el día después.  Ninguno de los dos políticos tiene una solución porque esto es más grande, más profundo y más real que ambos.

Desde la nación encarcelada soy Mumia Abu-Jamal.

-© ‘16maj

28 agosto 2016

Audio grabado por Noelle Hanrahan: www.prisonradio.org

Texto circulado por Fatirah Litestar01@aol.com

Traducción Amig@s de Mumia, México

 

¡Lorenzo Córdova No Debe Renunciar…No Mames! autor Tenejapanboy


¡No mames!

Lorenzo Córdova Vianello no debe renunciar por haber hecho el peor sketch racista de la historia de México.Lorenzo Córdova Vianello no debe renunciar por tener desde su perspectiva etnocentrista tan poca empatía con los grupos indígenas de México. Lorenzo Córdova Vianello no debe renunciar  por permitir sistemáticamente que elPartido Verde Ecologista de México viole reiteradamente los ordenamientos de la Ley General  de Instituciones y Procedimientos   Electorales. Lorenzo Córdova Vianello no debe renunciar aunque la mayoría de los partidos políticos no le guarden el mínimo  respeto ya que ante su total falta de capacidad de dirección, se levantaron de la mesa del consejo general del INE al ver que Marco Antonio Baños, consejero del INE (Instituto Nacional Electoral), había usurpado las funciones que le correspondían a él como  Consejero Presidente del INE, y había hecho que los consejeros del INE, subordinaran su opinión y voto a los intereses de Baños y del PRI por encima de los  delINE. Lorenzo Córdova Vianello no debe renunciar porque extrañamente días antes de la puesta en función del Sistema de Fiscalización en Línea para los gastos de campaña, rescindió el contrato de la  empresa españolaScytl dejando abierta una razonable duda sobre la credibilidad del control de gastos de campaña en las elecciones 2015 . Lorenzo Córdova Vianello no debe renunciar por no haber sabido llegar a acuerdos con los padres de familia de los 43 de Ayotinapa, con los de la CETEG y tantos otros grupos de los estados de Guerrero, Oaxaca y Michoacan, que ante la indiferencia gubernamental  y  al no escucharse sus demandas por parte de las autoridades, convocan a impedir las votaciones el próximo 7 de junio. No, Lorenzo Córdova Vianello no debe renunciar porque elINE  no ha sabido o no ha querido controlar a las televisoras, las cuales siguen haciendo propaganda electoral, transmitiendo supuestos “reportajes” con determinados candidatos y partidos a puestos de elección popular, haciéndose notoria esta propaganda electoral ilegal principalmente en el caso del PVEM. No, Lorenzo Córdova Vianello  no debe renunciar por habernos dejado en claro que no es dueño de una imagen pública de peso y al carecer de los argumentos válidos para negociar acuerdos razonables en situaciones emergentes; esto lo pudimos constatar en el caso del partido de fútbol México vs Brasil a celebrarse el mismo día de la elecciones, pues Córdova no supo instrumentar las herramientas que le permitieran, fuera de acciones legaloides,  hacer que un partido de la “selección nacional de fútbol de méxico”  cambiara, al menos, de horario  (ya no pidamos milagros, cambiarlo de día habría sido la respuesta lógica de instituciones respetables y respetuosas, mismas que escasean en nuestro país). No, Lorenzo Córdova Vianello no debe renunciar después de su cobarde actitud  al escudarse tras la minucia de que su conversación racista y clasista, era privada ¿Cuál privada? si la hizo en horario de trabajo y la llamada era a un funcionario del mismo instituto donde presta sus servicios Lorenzo y comentando una reunión, que en calidad de presidente del INE hizo Lorenzo  y la cual seguramente fue hecha con un celular cuyo servicio es pagado con presupuesto asignado al INE y no del bolsillo de Lorenzo. Lorenzo Córdova Vianello no debe renunciar, pues sus actos personales no afectan, como él soberbiamente dice, la imagen del INE, institución que ya de pos si, y en muy poco tiempo, como órgano rector de las elecciones, esta tan desprestigiado, que una raya más ni se le va a notar.

El poder tras la presidencia del INE

¿Por qué no debe renunciar Lorenzo?

No, Lorenzo Córdova Vianello no debe renunciar, Lorenzo debe ser destituido por el mismo órgano que el preside. No, no le debemos dar a Córdova la salida fácil y honorable de la renuncia para que con  ello pueda regodearse en la impunidad que ofrece el pronto olvido y, al poco tiempo, disfrute de la resurrección política, de la reinserción a la vida pública y por consiguiente a la circulación laboral en un Hueso ( una empleo público) a modo (capaz que si renuncia. así como son las cosas en nuestro país, lo instalan en la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas), como si no hubiese pasado nada, y que, para colmo,  todavía se enorgullezca  de que se fue “dignamente”. No señores y señoras que amablemente me leen, Lorenzo Córdova Vianello  debe ser despedido delINE, El INE debe darle una patada en el trasero porque el audio filtrado seguramente es una simple busca pies y tal vez los que “monitorean” al presi del INE deben tener más, y por desgracia, peores grabaciones de Lorenzo y con ello tienen al  toro  tomado por los cuernos y por lo tanto la fuerza, capacidad de decisión, independencia y campo de acción del hasta ahora presidente del INE quedan reducidas a su mínima expresión,por no decir que nulificadas. Por otra parte, si Lorenzo Cordova sólo renuncia, se confirmaría  de nueva cuenta que en México la impunidad y el “fuero” político (de hecho y de derecho), con el que  todos los políticos  y funcionarios de México (sin excepción), gozan, es una patente de Corzo que autoriza a la clase política a hacer y decir lo que se les antoja sin recibir a cambio un castigo ejemplar.

Y ni creo que tengamos helicóptero en el INE

Y es que no es poca cosa lo que hizo Lorenzo y por ello el despido de Lorenzo Cordova Vianello es justo y necesario, pues si no se ejecuta así, se minimizaría una grave falta contra una de las más importantes cláusulas del Contrato Social mexicano; cláusula que en México muchas veces se presume, pero que en la realidad poco se respeta y por lo tanto es poco menos que una farsa. Esa cláusula del  Contrato Social,  dice que en México no hay racismo, lo cual es sólo cierto en el discurso político, pues a cada momento se vulnera, siendo esto tan común, que las ofensas a la forma de hablar, vestir, al color de piel y a las costumbres y cultura de los grupos no occidentales son utilizados como forma de menosprecio y diatriba, que clasifica y encasilla a grupos esenciales histórica y socialmente para la historia, cultura y tradiciones de México.

manuel-velasco-en-hombros2

Y es que, aunado a las frases infames que balbuceo Cordova Vianello, se suma  el poco valor que partidos políticos, consejeros del INE, lideres de partidos políticos, opinadores de radio y televisión, chayoteros de periódicos y revistas y el mismo Lorenzo Cordova Vianello le dan a las ofensas racistas y clasistas que este último emitió. Al minusvaluar las ofensas racistas, todos los arriba mencionados  están dando un aval para que cualquier funcionario se exprese de igual o peor forma de las personas (por ellos, en su soberbia, considerados diferentes), y de paso, confirman que piensan y están de acuerdo con esa forma de expresarse y burlarse, de las personas a los que ellos creen “inferiores”. Si ahora se pasa por alto este tipo de expresiones y conceptos, por parte de un funcionario público, debemos entonces prepararnos para que cualquier empleado del gobierno y por lo tanto servidor público, se exprese de la peor manera de los grupos minoritarios, de los pueblos originarios y de cualquier grupo social, económico o político que no pertenezca a la esfera del  poder en nuestro país y no sea reconvenido y sancionado por ello. Y, en el momento que aceptemos eso como algo cotidiano y por lo tanto justificable,  de ahí padelante, habremos abierto las puertas para  justificar oficialmente: crímenes de odio, feminicidios, segregación, clasismo, racismo, homofobía, revanchismo político, delincuencia, criminalización de la protesta social, xenofobia, bulliyng, etcétera, y por lo tanto, las autoridades ya no tendrán  límites para abusar de su poder. Limites muy pequeños, cierto, pero limites, al fin, que las autoridades, a pesar de todo,  aún se cuidan de mantener a regañadientes.

Si nos descuidamos, en una de esas...

Conclusión

Es por eso, que el despido y degradación política de Lorenzo Córdova Vianello es la única salida que el Instituto Nacional Electoral de México tiene para poder recobrar un poco de prestigio, credibilidad, autoridad moral y dignidad de la que ahora, por múltiples sucesos (al que se suma la estupides de su presidente), ha ido perdiendo en detrimento de su función como órgano electoral comprometido con la democracia. Si no exigimos el despido de Lorenzo, después no nos quejemos si se reglamenta el uso de las banquetas como en la Sudáfrica del apartheid.

 

Racismo en México

@tenejapanboy (tuitter)

No Olvidemos Ayotzinapa

10313476_10204134096506801_7262094034469372983_n

s