Click para escuchar

Por Mumia Abu-Jamal

La estructura política que existe en México es un pastiche de corrupción en el que, con frecuencia, el gobierno es indistinguible de los infames carteles del narcotráfico. Algunos dirán que esto es sólo retórica. Pero espérense. ¿Se acuerdan de los 43 normalistas de Ayotzinapa que fueron desaparecidos en aquella masacre en Guerrero hace tres años? Piénsenlo.

Tal vez esto tuvo que ver con  el surgimiento de figuras que llaman a desafiar al poder gobernante para que se escuchen las voces de los millones de personas que estaban ahí antes de la llegada de los españoles.

La mujer indígena conocida como ‘Marichuy’ está viajando por todas partes del país mientras se juntan las firmas necesarias para  tener registro en las próximas elecciones presidenciales. Pero ella no se considera “candidata”, sino una vocera que promueve la organización indígena.

Nacida en una familia nahua con el nombre de María de Jesús Patricio Martínez, ella forma parte de una campaña que ha recibido un apoyo entusiasta de cientos de comunidades indígenas y de otras personas que buscan cambios profundos en la sociedad. Cabe destacar que Marichuy tiene el respaldo del influyente movimiento de liberación Zapatista y de los grupos indígenas que trabajan con él.

Cuando Marichuy visitó a las comunidades autónomas zapatista en Chiapas en octubre, miles de compañeras y compañeros la recibieron con gozo, en pleno respaldo a la campaña para irrumpir en las elecciones presidenciales de 2018.

Marichuy es vocera del Concejo Indígena de Gobierno, el cual representa más de 50 pueblos indígenas en 17 estados; varios de sus integrantes la acompañan en su gira.

Tal vez esta no-candidata que surge de los pueblos originarios de tierras sureñas es justamente lo que México necesita.

Desde la nación encarcelada soy Mumia Abu-Jamal.

–©’17maj.

6 de noviembre de  2017

Audio grabado por Noelle Hanrahan: www.prisonradio.org

Texto circulado por Fatirah Litestar01@aol.com

Traducción Amig@s de Mumia, México

https://amigosdemumiamx.wordpress.com/2017/11/13/la-no-candidata-en-campana-en-mexico-marichuy/

 

 

19 de octubre de 2017. Día 6, Caracol de Oventik,  RESISTENCIA Y REBELDIA POR LA HUMANIDAD, MAREZ “San Andrés Sakamch’en de los pobres”.

 

El último día de la gira ocurrió en el Caracol de Oventik, cerca de San Cristóbal de las Casas. El CIDECI se dejó temprano, después del desayuno, y la caravana avanzó en la carretera a través de la densa neblina que caracteriza a esta zona de los Altos de Chiapas. Se recibió a la vocera con banda de vientos y tambor, así como la columna de cientos de milicianos y bases de apoyo zapatistas abriéndole paso hasta el templete desde donde se dirigiría el encuentro. Hubo miles de asistentes que llenaron la gran plaza del caracol, y se dejó libre la cancha de basquetbol donde se realizaron los bailables, obras de teatro y actividades culturales después de las palabras de concejalas, invitadas, comandantas y por supuesto la vocera. La multitud se extendía más allá de lo que la neblina permitía ver.

Tomó la palabra Reina Santiago Rodríguez, madre de Irma Cruz Santiago desaparecida junto con su esposo Maximino en 1977. Reina dijo, entre otras cosas, que aunque se tratase del hijo del presidente, habría que defenderlo, pues no podría haber ni un desaparecido más en México

Las palabras del CCRI – Comandancia General del EZLN estuvieron en boca de la Comandanta Hortensia. Saludó al pueblo Mapuche “pueblo en resistencia en el último rincón del mundo”. Dijo que las zapatistas dicen que ahí las mujeres sufren el triple: opresión, humillación y explotación por ser mujeres, indígenas y pobres. Dijo que ya habían aspirado mujeres a la presidencia, pero que esas mujeres pensaban, hablaban y actuaban como hombres machistas. Sin embargo, también dijo que lo más importante era organizarse, independientemente de si uno es partidista o no, o de si quiere votar o no, porque se venía lo peor. “El mundo es muy grande y cabemos todos. Lo que no cabe es el capitalismo.”

La vocera Marichuy dijo que no daríamos ni un paso atrás, anunció la caravana que recorrería todo el país en los próximos meses, denunció las fallas en la aplicación de celular del INE, y nos recordó que es la hora de los pueblos, “el Concejo Indígena de Gobierno, integrado hasta este momento por 156 concejales y concejalas de 63 regiones indígenas del país, hablantes de 39 lenguas originarias (…) pero sobre todo es la hora de las mujeres que luchan y se organizan por nacer su libertad, por nacer su patria nueva con justicia, por nacer un mundo nuevo de paz y diferente, justamente porque somos las que sentimos el más profundo dolor, porque vivimos la mayor de las opresiones, también nosotras las mujeres somos capaces de sentir la más profunda de las rabias y entonces debemos ser capaces de transformar esas rabias en organización.  Esto es lo que somos, lo que fuimos y seremos“.

La concejala Guadalupe de Los Altos de Chiapas, dio sus palabras en tzotzil por que dijo, están luchando para seguir conservando su lengua y estremeció el caracol recordando la masacre de Acteal,  “mi palabra es verdadera por que yo lo viví, a mi no me cuesta creer que las injusticias pasan en el mundo, se nos ha masacrado por que luchamos, pero es tiempo de unir fuerzas, ya no es tiempo de luchar separados. Es momento de mover el mundo, seguimos luchando por nuestra libertad, somos capaces de levantar nuestros pueblos. Nuestra lucha es justa y verdadera, queremos recuperar lo que nuestros abuelos nos dieron, el derecho a nuestra tierra y sobre todo el derecho a al vida.“

La caravana salió junta desde Oventik hasta San Cristóbal, donde cada uno tomó su camino de regreso. La gira terminó y fue el arranque de lo que está por anunciarse y de la campaña de recolección de firmas. El CNI y el EZLN están utilizando las elecciones como una herramienta para visibilizar la guerra y su resistencia a esta. La propuesta, más allá de 2018 es la organización, el auto gobierno. Aún así, ellas y ellos ya avisaron que ni el CIG ni la vocera nos van a salvar, ni a dar solución a nuestros problemas, llaman a la organización local, tenemos que ser nosotros los que organizados, articulemos la fuerza de un nuevo México, desde abajo y a la izquierda.

This slideshow requires JavaScript.

 

…mira otra foto galería de este día en Oventik…

 

17 de octubre de 2017. Día 4, Caracol de Roberto Barrios, QUE HABLA PARA TODOS, MAREZ “Del Trabajo”.

El desayuno se sirvió temprano en el auditorio que sirvió también de albergue, los compas ofrecieron alimentos para todos los invitados. Afuera, un compañero del pueblo ñusavi de Oaxaca comenzó a platicar con un compañero yaqui de Sonora. Pronto se reunieron al rededor varios delegados y concejales del CNI y el CIG, en una especie de asamblea informal. El hombre yaqui, fornido y de acento marcadamente norteño, decía que la falta de respeto a los territorios indígenas era generalizada y que ellos se organizaban para marcarle un alto a los saqueos y abusos por parte del gobierno. Luego la conversación tomó la dirección de la ecología pues en el norte se han estado usando muchos químicos, herbicidas y pesticidas en los cultivos. El hombre ñusavi, ginecólogo y médico cirujano graduado de la UNAM, habló entonces sobre el ciclo biológico. Las catarinas, esos insectos rojos con manchas negras, se comen a otros insectos dañinos y hay también plantas que crecen entre los cultivos y que ayudan a la tierra, pero los estamos matando lamentó. Un hombre se acercó a decir que estos intercambios eran el fruto del CNI, porque ahora sí ya se estaban conociendo y organizando los indígenas de todo el país.

La caravana salió temprano de La Garrucha, pues sería de nuevo un largo camino lleno de dificultades. De nuevo un autobús se descompuso y los pasajeros se tuvieron que redistribuir en los demás autobuses. La llegada al Caracol Roberto Barrios fue de noche. Los autobuses se detuvieron un poco antes de la entrada y cientos de personas comenzamos a caminar lentamente con linternas en la oscuridad, entre los altos árboles de la selva, escuchando el cantar de los insectos, los “¡Zapata vive, la lucha sigue!” y la caída del agua de una cascada cercana.

La concejala de la pueblo coca de Mezcala, Jalisco, cuya comunidad se asienta el lago de Chapala, habló de la resistencia y lucha que dan hoy en día, pues empresarios voraces se han apoderado del agua desviado el río y culpando a los pobladores cuando se han defendido, dijo, “la lucha ha sido contra ricos nacionales internacionales, ahí esta la colonia de norteamericanos más grande de Estados Unidos, nuestras tierras se han convertido en la ambición de los fraccionadores, toda la cuenca del lago son fraccionamientos residenciales, van despojando poco a poco a cientos de comunidades. (…) Nosotros tenemos un gobierno tradicional propio y eso nos ha permitido conservar lo poquito que nos queda, por eso estamos con esta iniciativa luchando con los pueblos del mundo, no solamente con gente de las comunidades, se han juntado sindicatos de maestros, obreros, trabajadores, estudiantes, es una lucha por la vida, por la organización. Por que probablemente sea una de las ultimas oportunidades de salvar lo que nos queda. Es un orgullo y un aprendizaje estar aquí con ustedes.“

En el encuentro estuvo presente la tía Hilda, madre de César Manuel González Hernández, uno de los estudiantes de la Escuela Normal Rural Raul Isidro Burgos de Ayotzinapa desaparecido el 26 de septiembre de 2014, dio su palabra “a tres años de la desaparición forzada de nuestros muchachos no ha habido verdad ni justicia. Nosotros seguimos caminando y exigiendo la presentación con vida de nuestros 43 muchachos. Es muy difícil, compañeros el despertar y saber que no está tu hijo, que no sabes una respuesta, este dolor tan grande que llevamos como madres y padres es día a día, cada momento cuando desayunas, cuando comes, cuando duermes. No hay diferencia entre nosotros y ustedes, hablamos lenguas y han tenido desaparecidos ustedes también. Este dolor tan grande que llevamos es muy difícil de canalizar y como madres y padres amamos a nuestros hijos y seguiremos luchando y con la ayuda de todos ustedes compañeros y compañeras alzáremos esa voz de esos 43 y miles más desaparecidos. No es justo que por ser pobres, nuestros muchachos lo único que quieren es seguir estudiando, enseñando en los lugares más marginados de nuestro país y ellos aman la tierra también, por eso compañeros no nos dejen“ a su lado estaba don Bernabé padre de Adán Abraham de la Cruz y don Estanislao padre de Miguel Ángel Mendoza Zacarías. Sus palabras se sintieron en la piel de todos los asistentes que pudiesen tener un poco de empatía.

Ante estas palabras la vocera dijo “después de escuchar a todos estos hermanos del CIG y escuchar a los padres y madres de Ayotzinapa vemos que es una realidad, es la realidad de México de nuestras comunidades, este dolor es el capitalismo que quiere quitarnos del medio, quiere que dejemos las tierras tan preciosas que tenemos que no peleemos que no nos unamos, es lo que quieren. (…) Vamos a unir nuestros esfuerzos y juntos pensar cómo hacer un México que surja de abajo.“

La noche terminó como las demás, fiesta, música, alegre rebeldía y una lluvia sabrosa para el calor de la selva, la gente comenzó a subir al escenario donde tocaba el grupo resguardado por un techo de lámina, mientras otros se amontonaron en la entrada del auditorio donde dormían los delegados, descansamos al lado del hermoso río y al lado de personas dignas y valientes. La vida continua después de escuchar y compartir con estas mujeres y saber de sus luchas y resistencias, pero ya no se puede continuar igual, algo se tiene que mover y algo en nuestras conciencias debe vibrar para caminar y cambiar.

This slideshow requires JavaScript.

 

…Continua al siguiente día de la caravana…

16 de octubre de 2017. Día 3, Caracol de La Garrucha, RESISTENCIA HACIA UN NUEVO AMANECER, MAREZ “Francisco Gómez” 

 

 

La mañana en Morelia nos despertó con la música de Ska-p que sonaba en las bocinas del caracol llamándonos al día que comenzaba, era como un llamado a levantarse y seguir la lucha, despertar en un sitio así y con esa música es el sentimiento del caracol, de tierra donde te sientes segura más allá de todo, donde cada paso, cada bocanada de aire te hacen aprender una lección. Quizás era necesario que el ska acelerara las cosas. El camino al Caracol de la Garrucha, en la selva tzeltal, sería difícil, y había que apresurarse, levantar las cosas y desayunar, salir, mirar las montañas misteriosas, infinitas, de colores únicos, ver milpas y milpas y milpas creciendo nuestro maíz.

Fue un viaje largo, retrasado también por la dificultad del trayecto y la amenaza de lluvia. En el camino, lonas y carteles daban bienvenida al CIG y a su vocera, y la gente que vivía junto a la carretera salía a ver pasar y saludar la caravana. Los autobuses llegaron al Caracol de La Garrucha alrededor de las 4 de la tarde, bajo unas nubes que amenazaban. Había música de marimba interpretada a seis manos por encapuchados zapatistas. La plaza se llenó pronto y los asistentes todos esperaban las palabras del EZLN. La fuerte lluvia de la selva intentó opacar el evento, mas no lo detuvo. Por cortos momentos parecía escampar, sólo para regresar con más intensidad. En un segundo los zapatistas sacaron lonas y paraguas para seguir de pie en la explanada.

Ese fue el día en el que comenzaba oficialmente la recolección de firmas para apoyar a los candidatos independientes. Se instalaron mesas para informar a los interesados acerca del proceso necesario para apoyar a la vocera del CIG y precandidata a la Presidencia de la República. El problema es que el registro de firmas requiere teléfonos celulares de gama media o alta, así como una conexión a internet eficiente, lo cual se vuelve difícil en los poblados más apartados de Chiapas, donde aveces ni hay luz. Esta brecha de desigualdad tecnológica se suma a los problemas que se tuvieron al intentar subir las firmas y encontrarse con que no había red de internet, pues había sido bloqueada como después denunció la propia vocera en Palenque.

Alicia, concejala de San Francisco Xochicuautla, Estado de México, en donde la lucha en defensa del bosque rebasa la década, habló muy aguerridamente “reciban un saludo de cada hombre, cada mujer, cada niño y cada niña desde el corazón de la montaña otomí. Reciban un saludo de todos aquellos hermanos que están siendo discriminados, despojados de sus tierras, reciban un saludo de todos aquellos que están olvidados. Así como ustedes nosotros también estamos siendo desplazados y nos están robando nuestras tierras. Estamos aquí para unirnos para abrazarnos para ayudarnos para apoyarnos para que no nos sigan despojando de lo que es nuestro. (…) ¿Nos vamos a dejar o no nos vamos a dejar? (…) Tenemos que vencer a ese mal gobierno que siempre nos ha pisoteado, tenemos que vencerlo porque somos el pueblo, porque somos hijos de la tierra por eso nos tenemos que defender.“ Los concejales y concejalas resisten con su cuerpo, con su palabra, con su vida.

Habló Rosalinda a nombre del CCRI-CG, llamó a indigenas y no indígenas a defender nuestra madre naturaleza pues “están saqueando todas las riquezas de nuestra nación que es México; así como bosques, ríos, manantiales, lagunas, cascadas, ruinas, (…) petróleo, oro, plata, uranio, minas“. Mencionando a las compañeras caídas Isidora, Ramona, Lucha, Murcia, Aurora, María Luisa, Soledad y Elisa, hizo memoria de la opresión contra las mujeres en sus  tierras y explicó cómo gracias a la organización y 23 años de lucha las mujeres ya pueden discutir, analizar, pensar, opinar, proponer y decidir igual como los hombres.

Por último animó a la vocera y le pidió llevar el mensaje “compañera Marichuy te pedimos que lleves este mensaje en la gira a las otras compañeras mujeres del campo y de las ciudad de este país México y del mundo, que se organicen, que se unan, que ya no se dejen de engañar por el mal sistema capitalista, porque nos usan como negocio, nos explotan en mil maneras, nos ponen en grandes negocios, nos obligan a prostituir para generar sus riquezas. Unidas y organizadas podemos frenar y destruir estos maltratos.“ Aunque a veces las palabras eran duras y tristes, el ambiente de júbilo y esperanza no faltaba. Realmente se estaba celebrando algo, y no era cualquier cosa.

Después del programa del encuentro, el baile con música norteña siguió hasta muy temprano en la mañana.

 

This slideshow requires JavaScript.

…Continua al siguiente día de la caravana…

 

15 de octubre de 2017. Día 2, Caracol de Morelia,TORBELLINO DE NUESTRAS PALABRAS, MAREZ “17 de noviembre”.

 

La caravana partió de Guadalupe Tepeyac a las 7 de la mañana. Hubo numerosos contratiempos y aunque la hora del encuentro había quedado “sin precisar”, las bases de apoyo y milicianos zapatistas, integrantes de la sexta, vecinos y medios de comunicación, esperamos durante horas la llegada de las delegaciones de CNI. En el trayecto la caravana se detuvo en un poblado donde los distintos choferes y la coordinación discutieron acerca del camino que tenían por delante. Se creía sería difícil pues por la lluvia los caminos de tierra no estaban en las mejores condiciones. Desde el autobús alcancé a ver un árbol de frutos grandes y verdes, desconocido para mí. Pregunté qué clase de fruto era, detrás de nosotros, un joven cora de Nayarit dijo “son bosh”. Una mujer nahua de Colima me dijo “de donde yo soy les decimos “huasecomate“, pero más al norte les dicen ayales”. Más tarde supe que también les llaman cuastecomate, en otra adaptación al español.

Ella, de la comunidad nahua de Zacualpan, municipio de Comala en Colima, se acercó al CNI porque desde hace años su pueblo está en lucha contra las mineras que han incurrido en el territorio que originalmente les pertenecía, para ella la consciencia y la identidad indígena son un punto fundamental en su lucha pues, según cuenta, hay quienes en su comunidad afirman que en México “ya no hay indígenas”. Avanzando entre sembradíos y milpas, entre las filas de asientos del autobús había un intercambio de recetas tradicionales de distintos pueblos y culturas, intercalado con discusiones políticas en las que bien hablaban de maíz y citaban a Gramsci. La caravana fue el encuentro de luchas y culturas y esto se hizo evidente hasta en la forma de nombrar las cosas. Fuimos testigos de que los pueblos no piden permiso para rebelarse, para luchar por la vida, se levantan y ya.

Al atardecer fuimos llegando al Caracol de Morelia, zona tzotz choj. Adelante pasó la vocera Marichuy y detrás de ella entraron a pie cientos de personas integrantes de decenas de pueblos indígenas de México. El encuentro, dirigido desde lo alto de un templete en la gigantesca explanada del caracol y resguardado por milicianos zapatistas, comenzó ya de noche.

En voz de una compañera la Junta de Buen Gobierno Corazón del Arcoíris de la Esperanza” se dio la bienvenida disculpándose por no poder ofrecer mejor alojamiento pero agradeciendo la visita a este espacio de todos y todas. Los caracoles se perciben como lugares mágicos por que ahí somos compañeros y compañeras, lugares donde te sientes te puedes sentir segura, lugares donde nada se pierde y si se pierde regresa a ti, lugares paralelos por autónomos.
De parte del EZLN el CCRI-Zona Tzotz Choj reiteró las palabras de bienvenida y de parte del CCRI-Comandancia General la comandanta Miriam profundizó en el recuento histórico contando cómo hace años los zapatistas se fueron al monte a las tierras que los ricos no querían, “nuestros abuelos salieron a refugiarse a vivir ahí en los cerros para que pudieran salvarse un poco de la explotación. Por familia fueron huyendo en las montañas (…) Gracias a nuestros abuelos que ellos nunca dejaron de trabajar en común, en colectivo, y así fundaron sus poblados, no eran ejidos, son poblados, después apareció los poblados, pero más aún, no salieron en la libertad nuestras abuelas, porque nuestros abuelos traían un pensamiento del patrón, aprendió del patrón que cómo lo trataban a las mujeres y ya después aparece el patroncito de la casa que los hombres no respetan a las mujeres, lo maltratan a las mujeres, lo golpean a las mujeres, lo humillan a las mujeres; es lo que nos pasó, compañeros y compañeras. “. Con estas palabras muchos nos preguntaromos  por primera vez si el machismo proviene de ese mismo pensamiento de patrón, ese tirano explotador que arrebata las tierras y viola a las mujeres y que ha colonizado las mentes.

La vocera Marichuy le cedió la palabra a tres compañeras del CIG. Primero hablo la concejala Julia Romero, del pueblo Guarijío de Amacurahui, Sonora, relatando a detalle el estado actual de la resistencia que desde 2010 han levantado contra el despojo de su territorio sagrado por el proyecto de muerte de la Presa los Pilares en el Rio Mayo. Después, la concejala Magdalena Garcia Durán de San Felipe del Progreso, Estado de México, defensora de las mujeres migrantes quien en 2006 y durante 19 meses fue la única presa política de Calderón que Amnistía Internacional en su momento se digno a reconocer, nos habló sobre el despojo de sus tierras y su lengua y de como afecta el racismo y la explotación a los niños. Finalizó su discurso con un llamado a la lucha “nadie va a cambiar este mundo si nosotros y nosotras mismos no cambiamos nuestra forma de pensar. Nosotras y nosotros, si no luchamos no va a cambiar esto. Aquí está el Concejo, pero el Concejo no va a hacer promesa para cambiar. El Concejo tiene que caminar junto con el pueblo, porque el pueblo es el que sabe cómo viven, es el que conoce cómo están en su comunidad.”

Hablo también la concejala Guadalupe Nuñez de Tonalá, Chiapas quien recientemente ha sufrido junto con sus compañeros de la costa, distintas formas de hostigamiento durante las labores de apoyo comunitario que ha habido por los sismos y también a razón de sus años de lucha contra la privatización del agua y las altas tarifas eléctricas. “Quiero agradecer a todos y todas las compañeros nacionales e internacionales que se han solidarizado (…) con ese apoyo que nos han hecho llegar hasta la costa de Chiapas y la parte de Juchitán, Oaxaca y otros estados que han sido devastados por el temblor del 7 y 19 de septiembre (…) les agradezco mucho esta fuerza que nos han demostrado los compañeros zapatistas y cuando queremos claudicar este ejemplo nos da la fortaleza para seguir adelante, muchas gracias“.

Por último, la vocera Marichuy cerró el acto retomando la palabra de sus compañeras: “Algunos lugares han costado muertes, encarcelamientos, desaparecidos, represiones, pero no importa, creo que todos los que estamos en el Congreso Nacional Indígena estamos sabidos de lo que nos espera y vamos a seguir adelante, y solamente la organización de todos los pueblos indígenas podemos demostrar al poder, al capitalismo, que sí podemos quitarlo de raíz (…) este sistema que nos está queriendo acabar, principalmente a nuestros pueblos, a nuestras comunidades, a nuestros habitantes, nos están imponiendo programas, y estos programas solamente traen división al interior, traen muerte de nuestras tierras, traen contaminación de nuestras aguas, y por eso ya no estamos de acuerdo como pueblos indígenas que estamos dentro del Congreso Nacional Indígena.“

Detrás del templete se preparaban bases de apoyo zapatistas con sus instrumentos musicales. Empezó la música y el baile, seguida de una fiesta que, de nuevo, duró toda la noche con mucha alegría. En el Caracol se preparó un auditorio como inmenso dormitorio para albergar a los delegados, concejales e invitados.

Aunque muchos de los medios puedan puedan borrar en sus notas las palabras de las concejalas a estas alturas hemos visto claramente que el planteamiento de utilizar la plataforma del teatro electoral para darle voz a las resistencias, ha tomado forma.

This slideshow requires JavaScript.

 

…Continua al siguiente día de la caravana…

s