Click para escuchar

Ciudad de México,06/04/2016.- El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) anunció el rompimiento del acuerdo por parte de la Procuraduría General de la República (PGR) ya que en días pasados la PGR anuncio un peritaje no concluyente y que la instancia presento como tal, el cual realizaron especialistas en fuego que destacaron la necesidad de realizar pruebas experimentales para conocer si se hubiera podido quemar a 43 personas en el basurero de Cocula en el estado de Guerrero, pruebas que no se han hecho y que por lo tanto no demuestran nada; la lectura del documento que se anuncio como preliminar, fuera de contexto y violando los acuerdos de confidencialidad firmados en Washinton y después en la Ciudad de México, desencadeno de acuerdo a los expertos mas confusión, pero sobre todo se revictimizó una vez más a las familias negándoles el conocimiento de los resultados parciales, rompiendo uno de los acuerdos firmados previamente.

El GIEI desmintió que al terminar su informe los peritos de fuego se retirarían de la investigación, ya que la investigación es preliminar y no concluyente y por lo tanto hace falta realizar las pruebas experimentales, “el GIEI quiere señalar que eso supondría un quiebre de la buena fe con la que nos hemos conducido en este proceso. Además, si ese fuera el caso, hay que señalar que el reporte presentado no es definitivo sino preliminar, como lo señala la comunicación del 31 de marzo de 2016 con la que iniciamos este comunicado. El informe no recoge las respuestas que se pidieron a los peritos, debido a que señalan la necesidad de nuevos estudios, lo cual invalida todavía dicho planteamiento” destacan en el documento.

Ademas de que al preguntarle a los experto en fuego que si habían tenido argumentos discrepantes estos contestaran “que no nos podían responder porque tenían un contrato de “confidencialidad permanente”. Hemos pedido a la PGR que señale a los peritos que dicha confidencialidad no podía darse con quienes hemos firmado el acuerdo de colaboración y las bases para dicho estudio. En este momento el GIEI ni siquiera tiene información del grado de consenso en dicho reporte preliminar.”

La ruptura de confianza entre la Procuraduría y el GIEI se basa en la decisión de hacer públicos estos hechos preliminares que no demuestran nada de manera científica y que solo contribuyen a la polarización de la sociedad e impide una vez más el acceso a las justicia y a la verdad “El GIEI señala que la principal víctima de esta acción es la ruptura de los espacios de diálogo y credibilidad construidos en este año con las instituciones y las víctimas que, aunque no forman parte de nuestro mandato, han sido parte central de nuestras acciones. El reciente anuncio público de que se van a traer resultados genéticos del Instituto de Innsbruck llevado a cabo dos días después de esta comunicación, ha extendido la preocupación entre los familiares sobre la conexión en el tiempo entre estos dos casos.”

La PGR ha sido el obstáculo más grande para la busqueda de la verdad es por lo tanto nescesario que dichas pruebas experimentales se realizen de manera paegada a la ciencia con los más rigoroso estandares y con la presencia de los expertos “El informe, cuyo contenido se recoge en dos páginas y media, señala en su apartado final de Recomendaciones para nuevas pruebas cuestiones que precisamente son las únicas que podrían llevar a conclusiones serias y responsables. Advertimos que estos análisis o pruebas experimentales no se han hecho por parte de los peritos y por tanto no hay respuestas a las preguntas señaladas en los objetivos  del peritaje: cuestiones tales como cantidad de energía que se necesita para la combustión de cuerpos humanos a la intemperie; determinar el mínimo de madera suficiente para sustentar un fuego de suficiente calor para cremar un cuerpo en esas circunstancias; determinar la contribución adicional de llantas y plástico y otros elementos que pudiera haber en el basurero; o validar si una pira como la señalada puede cremar una parte significativa de un cuerpo. Todas esas cuestiones son los aspectos centrales que se les pidió al grupo y que no tienen aún una respuesta.”

En diferentes medios de comunicación alineados el experto en fuego Damián Torres declaro que por lo menos 17 cuerpos fueron calcinados y que se “ tenia la evidencia suficiente que en el basurero de Cocula se había realizado un evento de fuego calcinado” ante esto el GIEI declara lo siguiente: “En lugar de hablar de aspectos preliminares o datos separados, es el análisis conjunto de la evidencia y los estudios necesarios los que pueden contribuir a determinar si dicho evento pudo suceder o no, según el criterio de los peritos. Hace tiempo que se sabe que hay restos óseos de personas en el basurero y también que los restos de una persona encontrados no corresponden a ninguno de los normalistas. México y los familiares necesitan una respuesta científica y cuidadosa a las preguntas planteadas. La acción llevada a cabo en estos días, además de romper las reglas y generar desconfianza, no contribuye al esclarecimiento.”

los Expertos Independientes lamentan que se haya tomado la decisión desde las más altas cúpulas del gobierno mexicano pero sobre todo la revictimización de las victimas y de los familiares, ademas puntualizan que el Grupo concluirá con sus diligencias “el GIEI ha señalado a las autoridades que cumplirá con el trabajo para el que ha sido convocado, se centrará en el informe, el trabajo con las víctimas y la revisión final del expediente, así como en la ley de desaparición de personas, y que no seguirá trabajando con la PGR en esta cuestión”

Y denuncia lo siguiente

hay sectores que quieren bloquear la investigación, centrar la discusión de nuevo en el basurero.

Fragmentar el expediente,.

obviar las otras líneas de investigación o incluso tratar de dar por cerrado el caso.

“Nuestro futuro informe tratará de ser una contribución efectiva para los familiares y para México, no una herramienta para generar más polarización, sino para que se den las necesarias transformaciones que México necesita: en el sistema de investigación y lucha contra la impunidad, en la atención a las víctimas y en la búsqueda de los desaparecidos.” concluyen en el documento.

Es importante recordar que el estado Mexicano no comprende que la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa se ha convertido en un movimiento global, y es así que las exigencias de justicia vienen de todas partes, los padres victimizados una y otra vez, impugnados, atacados, amenazados, vulnerables, incansables han demostrado que la dignidad vale mucho más que doscientos mil pesos, los padres de los normalistas siguen de pie, siguen buscando a sus hijos a pesar de que muchas personas los han abandonado a su suerte.

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes ha dicho que hay una campaña de desprestigio desde un “sector” este sector no es más que el mismo ejercito, que se ha valido de todas sus artimañas y no dudara en utilizar la violencia para poner en duda las futuras conclusiones.

EL día de ayer en un comunicado publicado en su portal, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (C.I.D.H.) expreso todo su apoyo y respaldo al Grupo Interdisciplinarioiguala21 de Expertos Independientes (G.I.E.I.) debido a graves intenciones de desacreditar públicamente el trabajo profesional de los expertos, en particular contra las dos mujeres parte del equipo. Después de que el informe realizado por parte del (G.I.E.I.) derrumbara la verdad histórica del gobierno federal demostrando científicamente que no había sido posible incinerar a los estudiantes, que desde fotos satelitales no lograron observar indicios de un incendio los días que el gobierno decía que habían sido quemados los jóvenes normalistas.

Ademas de demostrar graves errores en la investigación y de presionar para que se puedan entrevistar con los militares involucrados en el caso, El gobierno federal emprendió2n12 una cruzada para evitar en primera que los expertos no se logren entrevistar con los soldados. Mientras desde los medios alineados empezó una campaña de desprestigio en contra de las expertas Ángela Buitrago (Colombia) Claudia Paz y Paz, (Guatemala) Cabe señalar que las dos expertas cuentan con un alto perfil, las dos han sido fiscales generales en su país y no han dudado en acusar a militares y políticos que han cometido casos de desaparición forzada y crímenes de lesa humanidad.

Claudia Paz y Paz fue la primer mujer en ocupar el cargo de Fiscal General en Guatemala, investigo el genocidio cometido durante la guerra que duro 36 años, llevo a la cárcel a militares de primer nivel entre ellos a Rios Mont, icono de la derecha y el anti-comunismo.

Por estas acciones la acusaron públicamente de haber militado junto con sus familiares en la Guerrilla y buscar una venganza personal contra las fueras castrenses, en México el periódico la razón(Cabadas, Wachauf-2016) la acuso de “torcer la ley por su ideología”

Por otro lado Ángela Buitrago es abogada egresada de la Universidad Externado de Colombia, cuenta con un extenso currículum principalmente en el campo del derecho penal, fue nombrada fiscal general delegada de la suprema corte de justicia de aquel país, llevo a varios militares, gobernadores y senadores a la justicia, todos por haber cometido desapariciones forzadas en contra de disidentes políticos.

Fue retirada de su cargo por una serie de señalamientos absurdos y presiones de orden político el periódico la razón(Enero, 2016) público una entrevista con el coronel colombiano Alfonso Plazas donde señala “No es la persona más apropiada para investigar temas tan delicados como el de los 43 muchachos que están desaparecidos”, agregó el militar Plazas paso ocho años en la cárcel sin embargo, al final lo absolvieron de los cargos de manera extraña.

El martes 19 de Enero mas de un centenar organizaciones de derechos humanos y expertos, se pronunciaron en apoyo al (G.I.E.I.) ademas condenaron la campaña que se esta gestando desde los grupos de militares y de ultraderecha instaron a reivindicar el trabajo de los expertos entre los suscribieron alguna organizaciones como: Article 19, el Centro Diocesano de Derechos Humanos Fray Juan de Larios de Saltillo; el Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos), la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, Freedom House, el Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia (Imdhd), el Instituto para la Seguridad y la Democracia (Insyde), Open Society Justice Initiative, y Servicios y Asesoría para la Paz (Serapaz), entre otros.

cidh

En el comunicado la (CIDH) se remite “al acuerdo firmado por las tres partes en noviembre del 2014 con el fin de incorporar asistencia técnica internacional a la búsqueda, investigación y no repetición de los hechos” Recalca la comisión que “reitera y renueva la confianza a las cinco personas que conforman el (GIEI), las y los expertos han realizado su trabajo en México de manera absolutamente profesional lo cual las expuso a intentos de descalificación pública”

Concluye: “la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que considera pertinente reiterar su reconocimiento del grupo Interdisciplinario de Expertos independientes la contribución a la contribución de las investigaciones realizadas en tornos a los hechos de Iguala”

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

Articulos consultados:

1.-http://www.razon.com.mx/spip.php?article294131

2.1-http://razon.com.mx/spip.php?article292532

3.1-http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2016/01/19/condenan-201cdolosa-campana-de-desprestigio201d-contra-el-giei-7229.html

4.1-http://lajornadasanluis.com.mx/nacional/nos-vamos-acercando-a-la-verdad-por-eso-los-ataques-expertas-del-giei/

5.1-http://www.cimacnoticias.com.mx/node/71667

6.1-http://prensagieiayotzi.wix.com/giei-ayotzinapa#!informe-/c1exv

7.1-http://www.oas.org/es/cidh/prensa/comunicados/2016/006.asp

El domingo 6 de Septiembre el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) presento su informe acerca de la investigación del caso Ayotzinapa, este grupo fue nombrado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En la primera parte tratábamos de explicar la importancia del informe y de la (CIDH), escribíamos los nuevos datos, como la aparición de un quinto camión, las contradicciones de los testimonios de la mayoría de los implicados y las recomendaciones que hicieron los expertos.

En esta segunda parte tratamos de poner sobre la mesa la participación del batallón 27 de Iguala y su papel histórico en las agresión en contra del pueblo guerrerense.

Puesto que el informe demuestra la responsabilidad directa de los militares al presentar testimonios que ubican agentes de inteligencia tanto en Iguala, vestidos de civil, como en al menos dos de los nueve ataques perpetrados contra los normalistas hemos considerado este hecho como el punto central del informe. Aun mas porque este punto en particular ha sido ampliamente censurado por los medios siempre cómplices de los crímenes de estado.

Dicho documento también confirma las conclusiones, que en el mismo sentido, se desprenden de los reportajes de Hernández y Fisher publicados en Proceso desde Diciembre del Año pasado y las siguientes entregas hasta las mas recientes. En relación al sistema de información inmediata para coordinar fuerzas militares y corporaciones policíacas conocido como C4. El cual evidencia que los mandos militares, incluso en la 35 Zona Militar de Chilpancingo, estaban al tanto de los sucesos en todo momento e incluso los presenciaron. Causar la muerte de civiles por omisión también constituye una violación al derecho a la vida.

Primer Reportaje en Proceso

Los hechos documentados por los expertos de la CIDH y las declaraciones ministeriales de los militares participantes que fueron obtenidas gracias a la Ley de Transparencia no solo demuestran su la implicación del ejercito por omisión sino también su presencia en el lugar de los hechos. Lo cual le da fundamento a las declaraciones originales de los normalistas sobrevivientes sobre la participación directa de los militares en la clínica y al levantar a varios de ellos para después abandonarlos en la carretera a su suerte.

Informe Final del Grupo de Expertos de la CIDH

Aun sin reportajes periodísticos de este nivel e investigaciones legitimadas por reconocidos expertos de organismos internacionales solo basta con saber que el 27 Batallón de Infantería lleva casi medio siglo de impunidad practicando el genocidio contra los civiles guerrerenses. Esto desde que inicio la guerra sucia como esta consignado en el Informe Final de la Comisión de la Verdad de Guerrero publicado en Octubre del 2014.

Informe Final COMVERDAD

Aunque la cadena de mando en la estructura organizacional militar no involucra desde un primer momento al Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas y al General Secretario de la Defensa Nacional y todos sus subalternos procuradores y funcionarios, ellos pronto habrán acumulado un año de complicidad directa por encubrimiento. Aun cuando nunca sepamos lo que realmente sucedió esa noche los enormes esfuerzos por parte de gobernación para ocultar la verdadera participación de los militares se han convertido en todas las pruebas que necesitamos para saber quienes son los verdaderos responsables.

Este gobierno ha cavado su propia tumba al evitar que los militares fueran entrevistados por los expertos de la CIDH, al negarse la procuraduría a iniciar una investigación patrimonial de los políticos implicados, también con la destrucción de pruebas como los vídeos y el ocultamiento de un camión entero y por ultimo con todo este largo teatro de simulación, filtraciones y verdades históricas absurdas por parte de los mas despreciables funcionarios.

Cabe mencionar que cada miembro de la clase política y de los medios oficialistas, académicos y culturales que también se han visto cotidianamente involucrados en defender a toda costa la vieja tradición de impunidad absoluta del estado terrorista mexicano son igualmente responsables.

Mil veces quedo demostrado entonces lo que los padres y sobrevivientes de Ayotzinapa, junto a los movimientos sociales que los acompañaron, sostuvieron desde un principio. Fue el estado y viene la tormenta.

s