Click para escuchar

Al grito de “agua sí, inmobiliarias no”, vecinos y vecinas miembros de la Asamblea General de Pueblos Barrios, Colonias y Pedregales de Coyoacán marcharon por Avenida Aztecas hacia el predio donde la empresa Quiero Casa construye un fraccionamiento que afecta el afluente de un manantial. La intención de la marcha fue instalar un plantón en Aztecas 215 con el fin de presionar a las autoridades y a la inmobiliaria para frenar la obra.

Alrededor de las cuatro de la tarde, las vecinas y los vecinos comenzaron a reunirse frente a la Iglesia de la Resurrección y junto con otras organizaciones sociales tomaron un sentido de la avenida con el fin de llegar a su destino. A pesar de la lluvia, los ánimos no decayeron y la marcha se llevó a cabo de manera pacífica.

Cuando el contingente llegó a su destino, alrededor de 30 granaderos ya estaban esperando la manifestación y algunos de ellos resguardaban la obra. Sin embargo, desde el inicio se indicó que no se caería en agresiones ni provocaciones, por lo que la gente respetó el acuerdo. En ese momento se instaló la asamblea, la cual debía dar información y decidir si se instalaba el plantón. Los vecinos votaron por el sí al plantón y las diferentes comisiones que se organizaron en días previos iniciaron su labor.

La respuesta de las autoridades fue responder con amenazas, pues se les dijo a los vecinos que si instalaban el plantón serían desalojados a “putazos”. Sin embargo, los vecinos no cayeron en provocaciones y la asamblea continuó con la información.

 

Publicado por Asamblea General de los Pueblos, Barrios, Colonias y Pedregales de Coyoacán en Jueves, 31 de agosto de 2017

Allí se recordó que la lucha no inició hace poco, sino en febrero de 2015, cuando inició el ecocidio con la construcción de la obra. También se denunció una serie de irregularidades en las que ha se encuentra la empresa, pues sus estudios de impacto ambiental no existen.

“Somos defensores, de derechos humanos” fue el grito de algunas personas. Y es que se planteó que la lucha es por la vida, pues el agua es un recurso fundamental para ella y muchas de las colonias de Coyoacán sufren desabasto de agua potable. Mientras, la obra de Aztecas 215 sigue drenando millones de litros de agua de un manto acuífero.

De igual manera se acusó a las autoridades de no entregar la documentación necesaria que dé respuesta a las denuncias y oficios interpuestos por la asamblea. De dar largas para la solución del conflicto y de no responder a los llamados, pues en una reunión con diferentes instancias se emplazó a tener un diálogo en el lugar y hora del plantón, pero ningún representante de los diferentes niveles de gobierno acudió, sólo mandaron más granaderos.

Las actividades transcurrieron y se dio voz a las organizaciones que acompañaron la movilización. Compañeras y compañeros de Xochimilco, quienes también luchan por el agua; la Asamblea Nacional de Usuarios de Energía Eléctrica, una comisión de los padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, Chanti Ollin y medios libres. Además se invitó al plantón y a las diferentes actividades que se realizarán en él, cómo asambleas y una escuela popular donde se invitan personas de diferentes luchas con el fin de conocer y poner en diálogo sus conocimientos.

This slideshow requires JavaScript.

s