Click para escuchar

Suave patria que te detuviste al ver el edificio colapsado, que te permitiste dejar de lado el trabajo, la escuela, la cita de la tarde, el compromiso postergado, suave patria que colapsaste y te mostraste vulnerable, Un terremoto de 7.2 grados richter desnudó tus barrios ricos y tus barrios pobres los dejó peor que antes.

Suave patria que lograste que las etiquetas, prejuicios, odios, racismos y discriminación fueran secundarios y que por primera vez nos miráramos de frente sin soberbia, con el corazón en la mano y en ese momento nos convirtiéramos en iguales, mientras que cada uno de nosotros cargaba con la otra un pedazo de historia en cubetas de plástico que pasaban de brazo en brazo, de alma en alma.

Suave patria ahora tus hijas e hijos te lloran por sus personas desaparecidas y asesinadas, por la corrupción de inmobiliarias, por el implacable destino, incluso por que dios así lo quiso, suave patria que un día 19 de Septiembre después de 32 años de un terrible sismo que mato a miles de personas a la 1:14 de la tarde otro terremoto te volviera a sacudir y a colapsar. Suave patria que en lugar de darte un soldado en cada hijo, te brindo hijas e hijos solidarios, que tomaron turnos de 24 horas hasta que las personas fueran rescatadas de entre los escombros.

Suave patria que nos mostraste que somos más grandes que políticos, empresarios, ejercito y gobiernos locales que solo se han dedicado a robar, asesinar, desaparecer y hacer negocios a costa del pueblo que se apersono dónde mas se le necesitó. Suave patria que has asesinado a tus mujeres y a cambio solo te encontraste con miles de ellas organizando los acopios, las brigadas, los cuerpos de rescate, la ayuda en chats ciudadanos, salvando vidas y aún así hubó quien se atrevió a mandarlas a su casa, suave patria que tus niñas y niños te mostraron la sonrisa inocente aún cuando su hogar era derribado por maquinaria pesada.

Suave patria que le diste a nuestra generación algo de que sentirse orgullosos, que regresate a la vida a nuestros jóvenes y a los adultos les permitiste volver a tener esperanza, suave patria tienes que mirar a los eternos damnificados que viven en la delegación más grande de la Ciudad de México no olvides a Tlahuac y Xochimilco, Suave patria no olvides a los miles de damnificados en Oaxaca, no olvides a los del Istmo, ni a los de Morelos, ni muchos menos a los de Puebla, permítete una vez más desbordar tu bondad oh suave patria.

Suave patria, cree en la auto-organización, cree en las asambleas de barrio, cree en los autogestivo, cree en ti, cree en ti, cree en ti, yo creo en ti, no creas en los funcionarios, suave patria multicolor, suave patria que nos arrullaste desde pequeños con el canto del jilguero, el claxon y el smoke, eres grande por tu bondad, eres fuerte por tu gente que se niega a abandonar una esperanza de vida hasta agotar todas las posibilidades, suave patria permítete liberarte de todos tus males como el machismo, la envidia, el individualismo, y los políticos.

A manera de crónica

Una pareja de jóvenes se abraza y entre un discreto y cálido beso levantan los puños, sus cascos y chalecos fluorescentes se difuminan entre decenas de jóvenes que guardan silencio, algunos levantan los puños y aguantan la respiración, una hilera de mujeres pasan en silencio objetos, herramientas, guantes, cascos al área de búsqueda que desde el primer momento se lleno de almas solidarias, hasta que el ejercito y la policía federal llegaran mas que a ayudar a intimidar y a entorpecer las labores de rescate.

El edificio C1 se derrumbó, un aproximado de 200 personas habitaban los veinte departamentos, algunos de las y los sobrevivientes conservaron sus vidas de milagro, algunxs fueron sacados de los escombros pero a casi una semana del terremoto la cifra de cuerpos si vida se desconoce, ya que las instituciones que tomaron el control se muestran herméticas y las locales rebasadas en la tragedia.

Tan solo en Ciudad Jardín mejor conocido como el multifamiliar Taxqueña se desalojaron 10 edificios más por el riesgo de derrumbe, en total 500 personas al día de hoy duermen cerca de sus edificios con el temor de que su patrimonio y el de sus hijos les sea arrebatado como sucedió en los primeros días del temblor cuando vecinos denunciaron que militares y policías federales entraron a los departamentos a robarles sus pertenencias.

Recorrimos varios puntos durante el segundo y tercer día de las peores crisis que ha vivido esta ciudad:

En la calle de Bretaña muy cerca del metro portales, el panorama es estremecedor un edificio prácticamente nuevo se derrumbo durante varios días se lucho por recuperar el cuerpo de una joven mujer de 19 años días después el equipo japones de rescate recuperaría los restos y ante esto los rescatistas nipones realizarían una pequeña muestra de respeto que conmovió a miles de personas en el país.

Una fila de mujeres y hombres, la mayoría no rebasa los 25 años, traen cascos, mazos, palas y esperan su turno, una doctora, sale a dar instrucciones mientras que una joven mujer coordina a los grupos igual y mas jóvenes que ella, alrededor del perímetro se puede observar a un grupo de policías de la Secretaria de Seguridad Publica de la Ciudad de México, están recostados en una pared al lado del acopio que ya se cuenta en toneladas, comen, beben de la comida que la gente ha donado para los brigadistas.

Los militares parecen nerviosos, angustiados, platican entre ellos y se limitan a alzar los plásticos amarillos que delimitan el área de seguridad, en ese momento llega un tráiler con gente de Morelos, las personas del acopio confían y les entregan parte del apoyo no se sabe si llego todo ese acopio pero la gente, las y los vecinos lo aportaron con todo su corazón, en el camino hacia el metro se puede observar decenas de mujeres y hombres todxs se dirigen al mismo sitio, en redes se solicito la ayuda.

Durante la noche nos dirigimos a Plutarco ahí una casa algo vieja se ha derrumbado, en la casa quedo toda una familia atrapada, maquinaria ya se encuentra retirando los escombros, en ese sitio no llego nadie a impedir o a pedir pruebas de vida, los militares resguardan la zona y solo se limitan a inspeccionar la limpia del lugar, los vecinos recuerdan anécdotas de la familia.

Se vuelve de noche, el destino nos lleva a Tlalpan esquina con Ermita, al lado de una franquicia famosa de Hoteles que han permitido el uso de sus baños y parte de su estacionamiento. A lo lejos una enorme grúa sostiene un espectacular, decenas de marinos se apostan sobre la calle de los montes, logramos entrar y registrar algunas fotos y un video pero somos expulsados por la marina armada de México y los asistentes, durante las siguientes horas, decenas de voluntarixs en su mayoría mujeres organizan toneladas de acopio, herramientas, medicina, brigadistas comida para las y los que ayudan.

Durante los siguientes dos días decenas de puntos de derrumbes han sido limpiados, sin que se cumplan protocolos de búsqueda de vidas, desafortunadamente todos los esfuerzos de la ciudad se han concentrado en las zonas acomodadas de la ciudad de México mientras que en las zonas marginales la ayuda se recibe a cuanta gotas, es necesario de verdad volcar la ayuda a estas zonas que históricamente y socialmente han sido olvidadas siendo una paradoja en el caso de Iztapalapa que siendo la delegación más grande de la Ciudad de México sea la mas azotadas por la desigualdad y la discriminación de una sociedad que hace el bien mirando a quien es decir una solidaridad selectiva.

A manera de epilogo

Mucha gente ve romántica los sucesos de solidaridad del 19 de Septiembre del 2017 sin embargo las semanas y meses posteriores serán muchos mas difíciles y los retos para la sociedad civil organizada será en consecuencia más complejos, desde la obligación de pedir cuentas al estado de sus actuación durante el rescate de personas atrapadas en los edificios derrumbados, hasta exigir los peritajes del estado e independientes para conocer que origino la caída de los edificios sobre todo los que tenían menos de 10 años.

Las familias que han sido expulsadas de sus hogares que serán derrumbados en las semanas posteriores miles de personas quedaran indefensos y perderá su patrimonio, niñas y niños tendrán que vivir en albergues, recordando que aún siguen viviendo en campamentos cientos de personas damnificadas en el 85, la cuestión de de la reconstrucción es necesaria pensarla en otras dinámicas diferentes a las inmobiliarias, en este mismo sentido pedir una auditoria de las inmobiliarias y sus relaciones con altos funcionarios de la ciudad de México, en el caso de Oaxaca ya se comienza una organización para ir a trabajar en el derrumbe, levantamiento de escombro y posterior reconstrucción de viviendas en el istmo. Por último es necesario que las personas que lo han perdido todo, pero mas necesarios que quines no, también se sumen a la creación de asambleas locales que discutan las problemáticas de cada lugar.

This slideshow requires JavaScript.

, ,

Como parte de las actividades de la Biblioteca Comunitaria y autogestiva en Radio Zapote, tenemos el gusto de invitarles al curso de verano para niñ@s, con el fin de abrir las puertas del espacio al barrio y a la comunidad en general, -para así, generar un intercambio de saberes, aprendizajes, creaciones, recuerdos – y además, gestionar las labores de la Biblioteca.

Se impartirán talleres de: expresión corporal, creación de cuentos e instrumentos musicales con material reciclado, títeres,  y proyección de cortometrajes.

¡Te esperamos en la Escuela Nacional de Antropología e Historia!
Comienza el miércoles 26 de Julio y termina el 5 de Agosto

Cooperación solidaria

Inscripciones abiertas

 

 

 

s