Click para escuchar

[Por Jessica Medina, Mitzi Serrano y Andrés Mathé]

Pachuca, Hgo. 9 de enero 2017.- El pasado jueves 5 de enero, se desató un conflicto en el municipio de #Ixmiquilpan, #Hidalgo, después de que más de 400 elementos de seguridad estatal y federal entraran al lugar para dispersar a los manifestantes que mantienen bloqueos en diferentes puntos, esto aunado al descontento social contra el alza de la gasolina y diésel que se dio a conocer a mediados del mes de diciembre de 2016 y, que desde el primer día de enero ha generado movilizaciones sociales por todo el país.

De los dos jóvenes fallecidos.

Como consecuencia del suceso, hubo dos muertos por impacto de bala a la altura de la comunidad Dios Padre. Las víctimas fueron Fredy Cruz García y Alan Geovanni Gutiérrez Contreras. En entrevista con la Sra. Albina García, madre de Fredy, manifestó “yo quiero que se haga justicia porque yo sé que él no traía ningún arma y no se juntaba con delincuentes ni nada”. De los hechos, responsabiliza a los cuerpos de seguridad, “yo sé que los de la Policía Federal le dispararon, en lugar de ir a resolver el problema le dispararon a mi hijo…vinieron a matar”.

Fredy, quien cumpliría 23 años el próximo 23 de enero, trabajaba descargando productos en dulcerías y tiendas, era el sostén principal de la familia, de sus 2 hermanos menores de edad y de su madre, quien es soltera y no cuenta con un trabajo estable. A Fredy, relata su madre, lo que más le gustaba era escuchar música y salir con sus amigos. “El tuvo la decisión de ir, yo lo veía muy valiente, le dije que esos lugares eran peligrosos, nunca me imaginé que regresaría así”, expresó la madre sin poder contener el llanto.

Al preguntarle a la Sra. Albina sobre el polémico gasolinazo, que fue la causa por la que su hijo salió ese día, dijo; “no estoy de acuerdo, porque todo sube, a mí ni me alcanza, me pagan muy poco, a veces ni para zapatos y no tengo ni para darles de comer y eso duele”. “Para mí mi hijo fue un héroe”.

Por otro lado, la Sra, Tomasa Contreras Vázquez, de 51 años, madre de Alan, comentó que su hijo, de 26 años, trabajaba de seguridad en la Comercial Mexicana. De él, provenía el único salario para sostener a su familia; a su madre y a su hermana de 25 años. La Sra. Tomasa estuvo presente en la manifestación y parte del conflicto, “nos regresamos cuando empezaron a disparar gas lacrimógeno, me fui por la calle de las milpas, él me habló y me dijo -¿Mami, dónde está?, me dijo que ya venía”.

Un vecino fue quien dio avisó sobre el paradero de Alan, quien se encontraba en el hospital; “yo llegué y después su papá, él fue quien entró a verlo, cuando salió me dijo que ya estaba muerto”. De acuerdo a las narraciones, José Manuel, habitante de Ixmiquilpan, fue quien llevó a Alan al hospital más cercano en una camioneta. El Hospital Regional no lo quiso atender, argumentando que “sólo es para los policías”. Posteriormente lo llevó al Seguro y después a la clínica Santa Mónica, obteniendo la misma respuesta, finalmente y de acuerdo a la información lo regresó al Seguro en donde el argumenta haberlo dejado consciente, al llegar la madre relata que el médico que los recibió les dijo que Alan había llegado sin signos vitales.

“Fue el mismo comandante federal quien le disparó a mi hijo”, señaló la madre, después de preguntarle si alguien había identificado al agresor de su hijo. De acuerdo a la familia, el comandante, conocido como “El Güero” o “El Puma”, anteriormente había tenido un encuentro con Alan, a quien atropelló sin motivo, lesionandolo de una pierna. “Ya lo tenía bien identificado, fue él”. Asimismo, la Sra. Tomasa, mencionó que no le han entregado las pertenencias de Alan; su celular, cartera, playera y tennis.

De los bloqueos que continúan.

Los habitantes de Ixmiquilpan se mantienen unidos en barricadas desde el lunes 2 de enero, de acuerdo a los inconformes, los bloqueos son pacíficos y exigen la baja en el precio de la gasolina, ya que expresan que con ello, se generará un alza en todo tipo de productos. Señalan que es mentira que estén robando la gasolina y saqueando los comercios. “Estuvo el rumor de la cuestión de la gas, que se estaba robando la gas, y no es verdad”, afirmó Mario “Rupestre”, habitante de Ixmiquilpan quien ha estado desde el primer día en la manifestación.

Dando un recorrido por la zona, se puede observar que las personas que están formadas en las gasolineras pagan a quienes están encargados y, por otra parte la Comercial Mexicana, Coppel, AutoZone, Chevrolet, oxxos y gasolineras que se encuentran cerca de las barricadas principales, están intactas y son resguardadas por los mismos manifestantes.

En entrevista con los chóferes de algunos trailers que se encuentran parados en el lugar, señalan que las personas los han tratado bien, les han dado de comer y los han cuidado, sin embargo, no les parece que no puedan continuar su destino ni regresar con sus familias, ya que les está afectando integralmente.

Ixmiquilpan, “verdolaga” en otomí, se encuentra en resistencia pacífica y no quiere retroceder hasta que haya una solución. [Video] En el siguiente video se narran los hechos del día jueves, cuando se suscitó el conflicto.

#OkupaRadio

 

Ciudad de México, 4/01/2017. Samuel Iván Velázques, Ángel Ortiz Reyes, Adair Prado Zacarias,Héctor Thahtoani Vargas Enguillo y Alejandro Domínguez Garcia; fueron puestos en libertad alrededor de las 6 de la tarde pesé a esto continuará la investigación. Tendrán audiencia nuevamente la semana entrante.

Los Estudiantes Fueron trasladados la madrugada del día de hoy al Reclusorio Norte, para determinar su situación, donde se les asignó la carpeta de investigación con número 142016. A las 12:00 horas inicio la audiencia, donde se les adjudicó otro delito, “Ataque a la paz pública”.

 Fueron detenidos Al iniciar la manifestación en la gasolinera en av. Zaragoza, los compas con otras organizaciones, principalmente de transporte, son retenidos por dos camiones de granaderos y seis patrullas. Luego fueron trasladados al ministerio público número 3 de la Delegación Venustiano Carranza.
En un primer momento se les acusó  de “ataque a las vías de comunicación”, delito no grave. Posteriormente se les entrevistó el día 3 de Enero a las 10:30 horas, donde los compas se reservaron su derecho a declarar para que el MP procediera con la debida investigación

Con información del colectivo Áncora y de los Abogados solidarios de ABAJO LOS MUROS DE LAS PRISIONES

#presospoliticosLIBERTAD

#SOLIDARIDAD

Alerta ante la incursión de grupos de choque e infiltrados en las manifestaciones contra los gasolinazos en Naucalpan y Nicolás Romero

4 de Enero de 2017

El Estado de México ayer vivió una situación de auténtico caos e ingobernabilidad. Sobre los hechos de desmanes y saqueos acaecidos en Naucalpan y en Nicolás Romero, existen serios indicios de que se trata de una provocadora estrategia gubernamental para intimidar las protestas y la inconformidad popular contra los gasolinazos. Para así justificar un uso de la fuerza desmedido y la aplicación de facto de la #LeyEruviel.

Habitantes de distintos municipios del Estado de México bloquearon con un montacargas, desde las 10:00 horas de este lunes la México-Toluca, con dirección a la capital del país. Los manifestantes portaban algunas pancartas en las que se leía “Fuera Peña” y “No más gasolinazos”. Los manifestantes buscan que el costo de las gasolinas bajen hasta los 9 pesos por litro. La vialidad fue desbloqueada después de más de cinco horas, luego de que los manifestantes entablaron un diálogo con la Policía Federal. Hasta ese momento, el saldo había sido de cinco personas detenidas. Sin embargo, hasta el día de hoy los bloqueos continúan esporádicamente por parte de vecinos en conjunto con transportistas.

En Naucalpan, en la zona de Chamapa, la noche de este martes se reportó en redes sociales la presencia de un supuesto grupo armado que aprovechó las manifestaciones en Naucalpan para asaltar a automovilistas, peatones y comerciantes. La policía llamó a las tiendas de autoservicio a que cierren y bajaban a pasajeros del transporte colectivo diciéndoles que se fueran a sus casas.

Por otra parte, alrededor de las 19:30 horas, en el centro comercial ubicado sobre la carretera Atizapán-Nicolás Romero, en el paraje conocido como Puerto de Chivos, se llevaron a cabo saqueos, destrozos y realizaron pintas en contra del gasolinazo: “Mi hermano estaba afuera y él vio cuando llegaron y escuchó que un grupo de señores fueron los que reunieron a los jóvenes y los alentaron a hacer el desastre.” Dice un testimonio.

La gente muy espantada, en cuanto pudo, se resguardó en sus casas, y aunque nadie sabe con certeza quiénes son, les dicen: “son los que bloquean las carreteras”. Otros vecinos colocaron barricadas en la carretera Naucalpan-Toluca para impedir el paso y exigir seguridad en las colonias afectadas por los saqueos, además de sumarse a la exigencia de echar abajo los gasolinazos.

El objetivo de este montaje es deslegitimar el movimiento de vecinos de Naucalpan y Nicolás Romero que lucha contra los gasolinazos. Esta estrategia no es nueva, así se ha manejado el gobierno priísta en otras ocasiones y ha repetido el mismo patrón; un ejemplo de ello es lo ocurrido en la zona oriente del Valle de México en el 2012 con el famoso “ahí vienen”, en medio del conflicto electoral de entonces.

Es fundamental señalar la responsabilidad de los gobiernos estatal y federal en estos hechos. Por un lado, el gobierno federal con la irresponsable y agresiva acción de aumentar el precio de la gasolina ha generado un descontento popular bastante grande; y, por otro lado, el gobierno mexiquense, lejos de buscar las vías del diálogo y la solución concertada con los manifestantes, los ha agredido e incluso ha echado a andar grupos de provocadores, de infiltrados, los cuales están cometiendo desmanes para infringir temor y pánico en la población que está protestando.

Hoy mismo el presidente Enrique Peña Nieto ha dicho que “comparte la molestia” y que “apela a la comprensión de la sociedad”. Según él, el alza a la gasolina no es producto de la Reforma Energética; una mentira más que cree que disminuirá el descontento contra su administración. Además, habla de una “estabilidad económica” que tenemos que preservar. Esa estabilidad económica a la que se refiere es la de las grandes empresas beneficiadas con la reforma energética, y es un insulto pedirle a la sociedad comprenda el alza de precios en la gasolina y todos lo que ello conlleva.
Desde el Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero nos declaramos en alerta máxima, dando monitoreo y observación en todos los espacios de protesta que se están realizando y hacemos el más enfático señalamiento de que cualquier acto de represión y violación a los derechos humanos contra las personas que se están manifestando, los responsables son Enrique Peña Nieto y Eruviel Ávila Villegas.

Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero

Página 4 de 41234
s