Caravana humanitaria entrega víveres a los desplazados de Chalchihuitán, Chiapas.

El miércoles 20 de diciembre la caravana humanitaria transportó, de la ciudad de México a San Cristóbal de las Casas, un camión con víveres, ropa y medicinas que donó la sociedad civil para los desplazados de Chalchihuitán, este conflicto territorial con diversos tintes políticos ocurre en la misma zona en la que hace 20 años ocurrió en Acteal, municipio de Chenalhó, una masacre de indígenas Tzotziles.

Personas solidarias de la sociedad civil en las que incluyen, Estudiantes Universitarios (UAM-A, UAM-X, ENAH, UNAM, UPN), Normalistas (FECSM), Profesores Democráticos de la CNTE e INBA, Medios Libres y Médicos Solidarios se reunieron en la ciudad de México con el fin de organizar una caravana humanitaria, los integrantes de esta caravana concuerdan que la organización popular debe estar a la altura de los acontecimientos en el país, por lo que acordaron realizar un esfuerzo en común para apoyar a los hermanos indígenas que se encuentran desplazados desde el mes de Octubre, cuando fueron atacados, en sus domicilios, por paramilitares en el municipio de Chalchihuitán, estado de Chiapas.

Gracias a los esfuerzos de diversas organizaciones, como la Asamblea Nos Queremos Vivas Neza y personas solidarias, fue posible reunir un acopio en el Café Zapata Vive y el dinero suficiente para el Diesel del camión que los transportó a la normal rural de Mactumactza, después de 12 horas de viaje, los compañeros normalistas abrieron su espacio para recibir a la caravana, lo cual les permitió descansar para reorganizar su ruta, aquí fue la primera parada para continuar a San Cristóbal de las Casas, monitoreados por el Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrilleros, Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas y coordinados con Caritas A.C.

Después de descargar el camión, una comisión de la brigada acompaño a una camioneta de 3 toneladas que transportó la primera parte de las donaciones, Maíz, frijol, aceite, materiales de limpieza como jabón, cloro, ropa abrigadora, colchas, algunas lonas para los campamentos y medicinas llegaron hasta la parroquia de Chalchihuitán en donde los recibieron el párroco Sebastián junto con habitantes. Actualmente hay presencia de policías y militares en la zona, al igual que de Paramilitares, aunque no ha habido choques entre estos, según comentan los mismos habitantes, existe una tensa calma.

A pesar del fallo en favor de Chenalhó en cuanto a los problemas territoriales no significa que el conflicto este cerca de solucionarse. Actualmente existen contabilizados 5,023 desplazados, distribuidos en diferentes campamentos, se implementó un comedor comunitario, mientras que la necesidad de atención médica es urgente, se ofrecieron 58 consultas gratuitas, al respecto nos comenta un doctor solidario que se sumó a la brigada, “la salud de los habitantes se ha visto degradada por la exposición a la intemperie, sumado a la desnutrición, esto afecta a la población más vulnerable, niños, mujeres embarazadas y personas de la tercera edad”.

Solamente algunas personas son bilingües, en algunos casos es necesario la ayuda del párroco para comunicarse con los habitantes, la experiencia de la brigada en Chalchihuatan confirma que no son indispensables algunos alimentos, como el atún u otros que estén enlatados, mientras que la ropa para mujer no es solicitada, ya que visten con trajes tradicionales, pero en el caso de ropa para los hombre es necesario tener en cuenta que su complexión es delgada y de baja estatura, los más solicitado son granos como Maíz, frijol, lentejas, etc. mientras que para apoyar a los médicos solidarios es indispensable material de curación, particularmente jeringas, desparasitante pediátrico y para adultos.

This slideshow requires JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *