Marcha y Clausura simbólica en contra de la Ley de Seguridad Interior.

 

This slideshow requires JavaScript.

¿A quien afecta la Ley de Seguridad Interior?

Ciudad de México 13 de Diciembre del 2017.- Hace ya algunos meses que se habla de la dichosa ley de seguridad interior, aunque no sabíamos con exactitud de que se trataba;  lxs seres humanxs que habitamos esta geografía llamada México en algunos intentos preocupados de lo que se murmuraba en las redes sociales, podíamos vislumbrar que no se trataba de nada bueno, la bancada priísta así como panista (ojo, me cagan los partidos políticos pero en esta ocasión fue responsabilidad de estos partidos); aprobaron ante nuestros cientos de ojos esta ley, que antes de irse de vacaciones con su superbono y aguinaldo de navidad debía de estar resuelto ya este asuntito.

Digo cientos de ojos por que las protestas y la marcha que se realizó hace unas horas, así como la “clausura simbólica” del Senado se llevó a cabo sólo por unxs 230 personas por decir un número nada más, en comparación con los casi 9 millones de habitantes en la CDMX , no es que sea muy criticona pero sí, este fenómeno de valemadrismo, se debe a diferentes causas, que en un análisis y reflexión de camino a casa inundó mis pensamientos.

El trabajo, esta singularidad que hace que una gran parte de estxs millones de personas se levanten tempranísimo y terminen ya muy tarde y cansadxs, que recorren un camino laaaargo y que además de todo cuando llegan a casa no quieren saber de nada que no sea una cena calientita o estirar los pies en cama para la siguiente jornada laboral, es comprensible hasta aplaudible que estas personas no asistan a una marcha o a una protesta afuera del Senado, este sector representa la población económicamente activa y asciende a unos 4 y tantos millones de habitantes, este sector, queda afuera de la especulación de ,¿Por qué no asistieron a la marcha?

Existen algunxs otrxs que no están enterados, si es verdad, en este milenio, hay personas que tienen muy poco acceso a la tecnología y el internet,  existen los celulares y las redes sociales, pero la función de estas es convertirnos en activistas virtuales y opinar y rebelarse desde  la comodidad de la casa ,se cree que unx está medianamente enteradx  de lo que sucede y se tiene la ilusión de que es suficiente con un like, eso si el algoritmo de las redes deja que información de este tipo circule alrededor de nosotrxs, pero, como antes mencionaba hay muchxs que de verdad no están enterados o están mal informados como ejemplo un caso, hace algunos días pregunté a una persona sobre este tema, y la respuesta fué: Es que es necesario militarizar el país por la inseguridad y la violencia. ¡Ha no maaaaa! es lo primero que se me ocurrió, hay una falta de información o desinformación total, y así podemos ir restando personas hasta que sólo nos manifestamos 200 y tantas…

La pregunta es ¿Cómo nos afecta? ¿A quiénes? y ¿Por qué? La ley de seguridad interior.  Pues en un intento de traducir los rimbombantes términos que se utilizan para tratar de explicar, trataré de explicar, para empezar, el término de “Seguridad Interior” es completamente ambiguo queda a merced de la claridad del primer mandatario, es decir de Peña y pues como sabemos todxs es de una claridad que que barbaro, nada más piensen en Atenco, Tlatlaya, Nochixtlan,  Ayotzinapa y bueno muchos ejemplos; de cómo este personaje sin estar aprobada esta ley utilizó ya las fuerzas policiacas y del ejército para reprimir, asesinar y desaparecer al pueblo mexicano, el ejército  tiene una formación que no es la de un policía, la fuerza militar son las fuerzas armadas de un estado-nación que defienden la soberanía de un país, en caso de guerra o invasión, es decir están entrenados para matar. En la ley se dice que se tienen que seguir ciertos criterios para ejecutarla, que es necesario que la ordene el presidente y otrxs tantxs en el poder, además, como si en realidad se respetaran los procedimientos.

En este caso en específico, hay un párrafo.

Las Fuerzas Armadas  se limitarán a preservar el lugar de los hechos hasta el arribo de dichas autoridades y, en su caso, a adoptar las medidas a su alcance para que se brinde atención médica de urgencia a los heridos si los hubiere, así como poner a disposición de la autoridad correspondiente a los detenidos, por conducto o en coordinación con la policía.

Esto me recuerda mucho a un caso en particular Tlatlaya, la Secretaria de la Defensa Nacional (SEDENA) actuó y ejecutó a 15 personas, sin orden y altero la escena del crimen, lxs vecinxs dicen que cuando el ejército, entró a la bodega sólo había civiles desarmados, y que después de las ráfagas, se escucharon los tiros de gracia. Y eso que el ejército no tenía una ley que encubriera su actuación. Y es un solo ejemplo.

Lo cierto es que por más que los diputadxs y senadorxs se esforzaron en maquillar con palabras que suenan menos preocupantes a Ley de Seguridad Interior, lxs mexicanxs no tenemos la certidumbre de que esta ley no va a reprimir la protesta social y que lxs militares actuarán según su costumbre como desde el 2006 cuando se le ocurrió a Felipe Calderón sacar al ejercito del cuartel en una Guerra contra el “narcotráfico” que televisó en compañía de los medios masivos de comunicación, o como han actuado desde la Guerra sucia.

¿Cómo nos afectará? ¿a quienes? A ¿ todxs? No a ellxs les beneficia tener al pueblo mexicano con miedo en las calles, miedo a manifestarse, miedo a ejercer la libertad de expresión, miedo a reclamar por su tierra su aire su agua y su territorio, y ¿en manos de quien está la decisión de aplicar la Ley de seguridad interior?. Hace algunos años en el “Seminario del Pensamiento Crítico contra la Hidra Capitalista” oíamos decir que la tormenta venía que debíamos estar organizadxs y preparadxs.

La tormenta nos alcanzó esta tarde, mientras se aprobó esta Ley de Seguridad que la única seguridad que dará será la de actuar de manera impune al gobierno que utilizará a las fuerza armadas en contra del pueblo mexicano. Esta tarde, también en conjunto,se aprobaron algunas otras leyes y modificaciones a la reforma energética, se reparten ante nuestros ojos, nuestro país, ¿cuánto nos cuesta comprar un terreno? O ¿ Una casa, un litro de gasolina, unas tortillas, el pan?¿ cuánto nos cuesta la renta? la realidad, es que, mientras se frotan las manos venden nuestra fuerza laboral a bajo costo. ¿Cómo nos va a afectar?, bueno vamos a pagar más impuestos, saquearán el territorio estaremos a merced de multinacionales y clase política, y no vamos a poder decir nada, porque detrás tendremos al ejercito amenazando con sus armas para callar nuestras voces, agachadxs, trabajando para otrxs, yendo a la casa con un salario que no alcanza para nada, sin escuela, sin salud, sin educación, sin comida, sólo somos baterías desechables para ellxs. México se convertirá en un campo de concentración gigante… Desesperanzador eeeh, así que pues a darle compañerxs, no nos rendimos, no nos vendemos no claudicamos, somos millones!!!

 

Y sigue la mata dando .

para más información consulta las páginas.

https://www.seguridadsinguerra.org/

https://articulo19.org/