Click para escuchar

1 de septiembre 2017

El jueves 31 de agosto del presente año, recibí, vía correo electrónico, el Acta de Hechos realizada por el Lic. Gustavo Márquez Márquez el 27 de febrero, después de solicitarla en dos ocasiones, el 22 de agosto por correo electrónico a la Dirección y a la Secretaria Académica de la ENAH, y el 30 de agosto a la Defensoría de la ENAH a través de una solicitud escrita y sellada de recibida.

El Acta de Hechos es fundamental para que la Directora de la Escuela Nacional de Antropología e Historia, Dra. Julieta Valle Esquivel, haya decretado mi baja definitiva como académico de la ENAH, mediante el oficio No. 401(1).2017/526, fechado el 24 de julio, el cual obtuve de manos de Gustavo Márquez Márquez el 22 de agosto por la mañana con la instrucción adicional y verbal de abandonar las instalaciones de la ENAH en el preciso instante.

En dicho oficio se mencionaba el Acta de Hechos pero a pesar de que la resolución ya se había determinado, mi despido como docente, y de que su fecha de realización correspondía a casi seis meses, no se me había hecho de mi conocimiento el documento ni su contenido preciso.

La información que ahí se vierte muestra parcialmente lo sucedido aquel medio día. Refiere a un mitin estudiantil llevado a cabo en la explanada de la ENAH, conocida como el Lagartijero, donde distintas personas pertenecientes a diversos sectores de la comunidad expresábamos nuestras quejas y demandas respecto a la actual situación de la ENAH, en pleno uso de nuestro derecho a la libre expresión y al derecho de reunión.

Los hechos recogidos en el acta omiten las denuncias realizadas por los participantes que señalaban la omisión de los elementos de seguridad en sucesos concretos como robos de bicicletas, o las burlas y ofensas por parte de Gustavo Márquez a mi persona cuando hice uso del turno de palabra. Por el contrario, aquello que dije es expuesto fuera de contexto y extrapolado para perjudicarme a mí y a las demás personas que participamos en aquel mitin.

El detalle expresado por el Lic. Gustavo Márquez sobre las participaciones y sus emisores ponen en tela de juicio el verdadero sentido de su labor dentro de la institución. ¿Para qué señalar con nombre, apellido y sector a los participantes del mitin? ¿Cuál es el objetivo de dicha acta? ¿Resguardar el patrimonio y la seguridad de la comunidad? O ¿Identificar a los elementos inconformes de la comunidad para después aplicarles castigos ejemplares?

El cierre de filas alrededor del equipo de Dirección, su defensa a ultranza a pesar de sus omisiones y atropellos, y la aplicación de sanciones sin un debido proceso de descarga de pruebas y de defensa, son muestra de que el autoritarismo en el INAH y la ENAH descansa en un lecho de despotismo, complicidad en las altas esferas institucionales e impunidad.

Ponemos a su disposición el Acta de Hechos aquí mencionada, su lectura y difusión es más que recomendada.

Por Mtro. Alberto David Moreno Ibarra

acta-Hechos-24-de-febrero

cargoMarquez

s