Click para escuchar

COMUNICADO

A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN
AL PUEBLO DE MÉXICO

DENUNCIAMOS AGRESIONES POR PARTE DE AUTORIDADES MUNICIPALES A CAMPESINOS TOTONACOS DEL MUNICIPIO DE OLINTLA.

El pasado 13 de julio del presente año, en el municipio de Olintla una máquina buldozer abrió una brecha sin contar con la autorización de los dueños de los terrenos dañando cultivos de maíz y cafetales. Por tal razón el dia 14 campesinos de las comunidades de Bibiano Hernández, El Crucero, Chilocoyo y Chipahuatlán exigimos a trabajadores quienes se identificaron como empleados de la empresa Gromac de Pachuca, Hidalgo, sacaran la máquina buldozer y detuvieran los trabajos. Los empleados dijeron contar con la autorización de las autoridades municipales por lo que el día 17 exigimos al presidente municipal Abdí Ramírez Pérez hacer acto de presencia en la comunidad de Bibiano Hernández para explicar la razón de dichas arbitrariedades, haciéndole ver que debía presentarse ante la asamblea de la comunidad y no “arreglarse” con una persona como él intentaba hacer.

La autoridad municipal se presentó el día 18 de julio e informó que el camino es para realizar una obra de agua potable que pretende llevar agua para otras comunidades desde los manantiales que abastecen de agua a la población de Bibiano Hernandez y que conocemos en totonaco como Kgampis. La autoridad reconoció que no se cuenta con un estudio de impacto ambiental ni con un estudio hídrico, ni autorización de Semarnat, quien hace unos meses rechazó una manifestación de impacto ambiental para un proyecto de agua potable que creemos es el que se intenta construir.

Los pobladores manifestamos nuestra inconformidad al presidente municipal por la clara violación a nuestro derecho a la información, al consentimiento libre e informado, así como por los daños en propiedad ajena cometidos por la empresa.

En dicha reunión le exigimos información y la necesidad de contar con estudios que sustenten que el agua de los manantiales es suficiente para abastecer también a otras comunidades sin afectar a la población que actualmente aprovecha el agua y le expresamos que por años hemos cuidado y conservado dichos manantiales pues el lugar donde se encuentran es para nosotros un lugar sagrado por lo que nos preocupa que pueda dañarse y disminuir o contaminar el agua para nuestra comunidad.

Estamos cansados de que las autoridades tomen decisiones sin tomar en cuenta a la población, sin que informen de dónde vienen los recursos y cómo se gastan. Ya hemos tenido experiencias muy malas en el pasado como cuando se construyeron en el municipio 3 cajas de agua supuestamente para ampliar el servicio de agua potable del que carecen muchos habitantes de Olintla y las cuales nunca funcionaron, pero sí significaron un gasto irresponsable de recursos en un municipio con los mayores índices de marginación en el estado.

En la reunión sostenida con el C. Abdí Ramírez no se pudo llegar a un acuerdo, pues el presidente después de reconocer que actuó de la manera incorrecta intentó amedrentar y descalificar nuestras palabras diciendo que nos oponemos al progreso y se atrevió a intimidar a nuestro compañero Reynaldo Muñoz diciéndole que tiene antecedentes penales, lo cual es totalmente falso. El regidor de gobernación Pedro Santiago, hizo lo mismo diciendo al compañero que quiere ser mártir, en una clara amenaza.

Ante lo sucedido exigimos a las autoridades municipales que se nos informe adecuadamente del proyecto que se pretende realizar, que se realicen los estudios hídrico y de impacto ambiental necesarios a fin de asegurar que no tendrá consecuencias negativas para la población y que se reparen los daños causados a los compañeros cuyos cultivos fueron dañados por la empresa Gromac.

No nos oponemos a que se realicen obras para el bien común, nos oponemos a que las autoridades violen nuestros derechos e impongan proyectos que afectan nuestra vida sin tomar en cuenta nuestra decisión.

Exigimos al presidente municipal Abdí Ramírez y al gobierno estatal cumplan con su obligación de garantizar nuestros derechos y les hacemos responsables de la integridad física y psicológica de nuestro compañero Reynaldo Muñoz y de todos los integrantes de nuestra organización Makxtum Kgalhaw Chuchutsipi.

POR LA JUSTICIA Y EL RESPETO A LOS PUEBLOS INDIGENAS

Olintla, Puebla, 19 de julio de 2017

 

s