Click para escuchar

Ciudad de México,06/04/2016.- El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes denunciaron el rompimiento del acuerdo por parte de la Procuraduría General de la República ya que en días pasados la PGR anuncio un peritaje no concluyente y que la instancia presento como tal, mismo que realizaron especialistas en fuego que destacaron la necesidad de realizar pruebas experimentales para conocer si se hubiera podido quemar a 43 personas en el basurero de Cocula en el estado de Guerrero, pruebas que no se han hecho y que por lo tanto no demuestran nada; la lectura del documento que se anuncio como preliminar, fuera de contexto y violando los acuerdos de confidencialidad firmados en Washinton y después en la Ciudad de México, desencadeno, de acuerdo a los expertos mas confusión, pero sobre todo se revictimizó una vez más a las familias negándoles el conocimiento de los resultados parciales rompiendo uno de los acuerdos firmados previamente.

El GIEI desmintió que al terminar su informe los peritos de fuego se retirarían de la investigación, ya que la investigación es preliminar y no concluyente y por lo tanto hace falta realizar las pruebas experimentales, “el GIEI quiere señalar que eso supondría un quiebre de la buena fe con la que nos hemos conducido en este proceso. Además, si ese fuera el caso, hay que señalar que el reporte presentado no es definitivo sino preliminar, como lo señala la comunicación del 31 de marzo de 2016 con la que iniciamos este comunicado. El informe no recoge las respuestas que se pidieron a los peritos, debido a que señalan la necesidad de nuevos estudios, lo cual invalida todavía dicho planteamiento” destacan en el documento.

Ademas de que al preguntarle a los experto en fuego que si habían tenido argumentos discrepantes estos contestaran “que no nos podían responder porque tenían un contrato de “confidencialidad permanente”. Hemos pedido a la PGR que señale a los peritos que dicha confidencialidad no podía darse con quienes hemos firmado el acuerdo de colaboración y las bases para dicho estudio. En este momento el GIEI ni siquiera tiene información del grado de consenso en dicho reporte preliminar.”

La ruptura de confianza entre la Procuraduría y el GIEI se basa en la decisión de hacer públicos estos hechos preliminares que no demuestran nada de manera científica y que solo contribuyen a la polarización de la sociedad e impide una vez más el acceso a las justicia y a la verdad “El GIEI señala que la principal víctima de esta acción es la ruptura de los espacios de diálogo y credibilidad construidos en este año con las instituciones y las víctimas que, aunque no forman parte de nuestro mandato, han sido parte central de nuestras acciones. El reciente anuncio público de que se van a traer resultados genéticos del Instituto de Innsbruck llevado a cabo dos días después de esta comunicación, ha extendido la preocupación entre los familiares sobre la conexión en el tiempo entre estos dos casos.”

La PGR ha sido el obstáculo más grande para la busqueda de la verdad es por lo tanto nescesario que dichas pruebas experimentales se realizen de manera paegada a la ciencia con los más rigoroso estandares y con la presencia de los expertos “El informe, cuyo contenido se recoge en dos páginas y media, señala en su apartado final de Recomendaciones para nuevas pruebas cuestiones que precisamente son las únicas que podrían llevar a conclusiones serias y responsables. Advertimos que estos análisis o pruebas experimentales no se han hecho por parte de los peritos y por tanto no hay respuestas a las preguntas señaladas en los objetivos  del peritaje: cuestiones tales como cantidad de energía que se necesita para la combustión de cuerpos humanos a la intemperie; determinar el mínimo de madera suficiente para sustentar un fuego de suficiente calor para cremar un cuerpo en esas circunstancias; determinar la contribución adicional de llantas y plástico y otros elementos que pudiera haber en el basurero; o validar si una pira como la señalada puede cremar una parte significativa de un cuerpo. Todas esas cuestiones son los aspectos centrales que se les pidió al grupo y que no tienen aún una respuesta.”

En diferentes medios de comunicación alineados el experto en fuego Damián Torres declaro que por lo menos 17 cuerpos fueron calcinados y que se “ tenia la evidencia suficiente que en el basurero de Cocula se había realizado un evento de fuego calcinado” ante esto el GIEI declara lo siguiente: “En lugar de hablar de aspectos preliminares o datos separados, es el análisis conjunto de la evidencia y los estudios necesarios los que pueden contribuir a determinar si dicho evento pudo suceder o no, según el criterio de los peritos. Hace tiempo que se sabe que hay restos óseos de personas en el basurero y también que los restos de una persona encontrados no corresponden a ninguno de los normalistas. México y los familiares necesitan una respuesta científica y cuidadosa a las preguntas planteadas. La acción llevada a cabo en estos días, además de romper las reglas y generar desconfianza, no contribuye al esclarecimiento.”

los Expertos Independientes lamentan que se haya tomado la decisión desde las más altas cúpulas del gobierno mexicano pero sobre todo la revictimización de las victimas y de los familiares, ademas puntualizan que el Grupo concluirá con sus diligencias “el GIEI ha señalado a las autoridades que cumplirá con el trabajo para el que ha sido convocado, se centrará en el informe, el trabajo con las víctimas y la revisión final del expediente, así como en la ley de desaparición de personas, y que no seguirá trabajando con la PGR en esta cuestión”

Y denuncia lo siguiente:

hay sectores que quieren bloquear la investigación, centrar la discusión de nuevo en el basurero.

Fragmentar el expediente,

obviar las otras líneas de investigación o incluso tratar de dar por cerrado el caso.

“Nuestro futuro informe tratará de ser una contribución efectiva para los familiares y para México, no una herramienta para generar más polarización, sino para que se den las necesarias transformaciones que México necesita: en el sistema de investigación y lucha contra la impunidad, en la atención a las víctimas y en la búsqueda de los desaparecidos.” concluyen en el documento.

Es importante recordar que el estado Mexicano no comprende que la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa se ha convertido en un movimiento global, y es así que las exigencias de justicia vienen de todas partes, los padres victimizados una y otra vez, impugnados, atacados, amenazados, vulnerables, incansables han demostrado que la dignidad vale mucho más que doscientos mil pesos, los padres de los normalistas siguen de pie, siguen buscando a sus hijos a pesar de que muchas personas los han abandonado a su suerte.

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes ha dicho que hay una campaña de desprestigio desde un “sector” este sector no es más que el mismo ejercito, que se ha valido de todas sus artimañas y no dudara en utilizar la violencia para poner en duda las futuras conclusiones.

 

s