A más de un año de las masivas movilizaciones jornaleros de San Quintín continúan siendo explotados

Ciudad de México,12/08/2016.- El día 10 de agosto Gudulia Lázaro López de 45 años fue atropellada por un camión de pasajeros en el Valle de San Quintín, el conductor se dio a la fuga, Gudulia era jornalera y laboraba en el rancho Los Pinos, su muerte deja a un joven adolescente y un niño pequeño desprotegidos, a pesar de que la empresa a través de un comunicado asegura que apoyara en todo a los deudos no hay nada que garantice que así sea, a más de un año de las fuertes protestas de las y los jornaleros de San Quintín la explotación continua, así como la exigencia de que se firme un contrato colectivo de trabajo con el sindicato formado de la coyuntura del año pasado, dónde se piden que se garanticen los mínimos derechos laborales.

This slideshow requires JavaScript.

Dese hace cuatro años diferentes organizaciones Binacionales de jornaleros agrícolas junto con organizaciones de derechos humanos y estadounidenses como la de César Chávez, la Farm Labor Organizing Committee (FLOC), entre otras que integran la red “El Campo es Primero”. han comenzado una serie de acciones para evidenciar la explotación en los campos agrícolas; el más reciente se llevo acabo el 6 y 7 de Agosto cuando activistas locales realizaron una actividad en la feria de la fresa en Watsonville en la unión americana, durante el evento los boinas de Watsonville llevaron pancartas que difundían la explotación del que son victimas miles de jornaleros en México, El movimiento de Boicot de Driscoll es dirigida por, y en solidaridad con, los trabajadores agrícolas en San Quintín, México y el estado de Washington que impulsan la creación de los contratos colectivos de trabajo.

 

En entrevista para Radio Zapote la Maestra Gloría Gracida quien lleva 25 años viviendo en San Quintín en el estado de Baja california, de origen Mixteco, cuya familia migró de Oaxaca siendo ella muy pequeña, Gracida Martinez actualmente es portavoz de los Jornaleros de San Quintín se sumo al movimiento para hacer visibles esta situaciones que en este siglo 21 están sucediendo, Se integra a la lucha el 17 de Marzo del 2015 en el mal conocido ejido Días Ordaz, organizandoze junto con varios compañeros y más de 500 jornaleros, durante estas acciones menciona:

“fue lamentable ver a los compañeros heridos, a las compañeras embarazadas, como entraron los granaderos a sus casas a golpearlos, solo por que estaban exigiendo mejores condiciones y esto es a través del gobierno en complicidad con los empresarios; por esos decimos que gobierno y empresarios es lo mismo, cuando voy a estados unidos ya que he sido enviada especial como tanto de la alianza de organizaciones como portavoz y por parte del Sindicato Independiente Nacional Democrático de Jornaleros Agrícolas SINDJA a Estados Unidos allá he denunciado que Driscoll miente descaradamente diciendo que los trabajadores ganan entre 8 y 9 dolares por hora, siendo que los trabajadores ganan 6 dolares por todo el día”

“La gente no puede creer que Driscoll siendo la empresa transnacional multimillonaria más grande del mundo de distribución de Berries pague una miseria a los trabajadores agrícolas en México, en un principio se pedían 300 pesos pero quedo en 200; otro de los acuerdos derivados de las movilizaciones era que el gobierno haría una clasificación de las empresas de grandes a chicas desafortunadamente ha quedado solo en papel. Y es que ahora los jornaleros lo que buscan a más de un año y a 40 de explotación es la firma de un contrato colectivo de trabajo con el SINDJAS y no con los otros sindicatos charros que han abandonado a los trabajadores a sus suerte, en más de 40 años ningún jornalero ha recibido ninguna clase de prestación.

En México las demandas están concentradas en el colectivo de trabajo que básicamente pide los derechos que cualquier trabajador tienen derecho, en mas de 40 años no se conoce a algún jornalero que se haya jubilado, después de 20 30 años después de que se acabaron su niñez no se han jubilado, conocemos señoras de 60 años que aun siguen trabajando en el Surco, como no están afiliados en el Instituto Mexicano del Seguro Social por lo tanto no hacen antigüedad.

Pero como nunca fueron dados de alta nunca van a tener pensión y jubilación, por eso firmando el colectivo de trabajo los trabajadores tendrían el derecho al respeto a la antigüedad, días festivos, horas extras, derecho de las madres trabajadoras, derechos de los padres, ninguna represalia a los trabajadores organizados, ajuste del salario mínimo, es por eso que continuaremos con la exigencia de los 300 pesos, el pago justo por cada jarra o caja, por producto cosechado, ya que durante diez años han pagado lo mismo, también que se repartan las utilidades; entonces con un contrato colectivo se puede resolver todo eso”

A la pregunta de ¿como es el día en la vida de un jornalero? la maestra hace una pausa y continua:

“Siempre que me hacen esa pregunta tengo que soltar una lagrima. Cuando me hacen esa pregunta lo primero que recuerdo es la brisa en la mañana que te pega en la cara, que moja tu ropa, sentir el peso de los tomates, de los pepinos que yo cosechaba siendo una niña, estar agachada en los charcos buscando fresas, es el primer recuerdo que tengo; el ser transportada de una manera que considero no era digna y que hasta ahora los trabajadores son transportados de esa manera, en camiones; a lo mejor ahora ya los transportan en camiones; antes nos transportaban en las mismas tinas donde ponían los productos que era el tomate el pepino.

El viento te pega en la cara, llegas al trabajo y tienes que comer rápido por que vas a entrar a trabajar, el olor de los químicos cuando tu ropa ya esta mojada por la brisa y el sol empieza a estar tan fuerte y empieza a ser tan fuerte el calor que se seca tu ropa y queda ese olor tan fuerte a los pesticidas, tus manos sucias, incluso aunque te las laves cuando vas a comer se queda impregnado el producto, comes con las manos sucias, tu comida esta ahí tienes que cambiarla cada ves que vas a cambiar de un surco a otro esta ahí expuesta a los químicos.

Afortunadamente no me toco el acoso sexual hacia mi persona pero vi a las compañeras denigradas psicológicamente, a los trabajadores apurados de manera extrema e inhumana por los mayordomos; ahora escucho que por los ingenieros; siendo presionados por los empresarios para que a su ves apuren a los trabajadores; la vida de un trabajador es levantarse desde las 4 de la mañana y regresar a sus casas alas 5 o 6 de la tarde, agotados totalmente sobre todo cuando es en época donde hay mucha producción a veces sin mentir a las 8 de la noche por que tardan dos horas en transportar; entonces abandonan hijos, abandonan cualquier intento de hacer otra cosa, digamos hay gente que dice por que no aprenden a leer; ¡no hay manera! para los niños trabajadores tienen que abandonar la escuela, ¿como es posible que en México tienes que trabajar un día entero para comprar un kilo de carne?

Tenemos que unirnos todos y ver la condición en la que estamos y no solo los trabajadores agrícolas si no los de las maquiladoras, todos en general. ¿como es posible que aceptemos vivir con un salario de 70 pesos al día? y los funcionarios cada momento ellos dicen que podemos vivir con un salario de 70 pesos diarios y 300 pesos semanales y que las mujeres no se saben administrar, decía Rosario Robles por eso no les alcanza, no es posible, tenemos que hacer conciencia y luchar todos juntos por que nuestro país es un país tan rico y hemos permitido que lo saqueen y hemos estado ahí viendo y quejándonos pero tenemos que hacer algo” Actualmente la maestra Gloria Gracida se encuentra en los Ángeles difundiendo la situación de los jornaleros agrícolas de San Quintín.

 

Rompiendo las cadenas, la rebelión de San Quintín

El 17 y 18 de Cerca de mil trabajadores agrícolas que laboran alrededor de 16 horas diarias en situaciones infrahumanas, enfrentándose a las inclemencia del ambiente y a los químicos de los pesticidas, detuvieron el tráfico en distintos puntos de la carretera transpeninsular desde Punta Colonet, Camalú, Vicente Guerrero y San Quintín, exigiendo una justa paga y el cumplimientos de los derechos básicos que tiene un trabajador, aglutinados en la Alianza Nacional, Estatal y Municipal, y el Frente Indígena de Organizaciones Binacionales (FIOB) bloquearon al menos cinco puntos de la única vía terrestre que conecta a los dos estados del norte del país.

Con el ejemplo del sindicato de trabajadores estadounidense creado por César Chávez en los s60´s, la Asociación Nacional de Trabajadores del Campo (NFWA), en 2014 varios jornaleros se organizan para conformar un sindicato tratando de aplicar una metodología similar para exigir sus demandas: organización de base, huelgas, marchas y boicots comerciales. Meses después, la Alianza de Organizaciones Nacionales Estatales y Municipales por la Justicia Social en el Valle de San Quintín se consolida como la defensora de entre setenta mil y ochenta mil jornaleros, promoviendo un paro laboral, el 17 de marzo que dio inicio al movimiento jornalero y al actual Sindicato Independiente Nacional y Democrático de Jornaleros que busca que los patrones de los campos agrícolas firmen un colectivo de trabajo.

Los bloqueos iniciaron desde la madrugada del 17 de Marzo del 2015, desde San Quintín hasta Colonet, siendo coordinados por integrantes de la Alianza de Organizaciones Nacional, Estatal y Municipal por la Justicia Social. En el caso de San Quintín, instalaron barricadas con piedras, bloques y llantas quemadas, en los ejidos El Papalote, Sánchez Díaz, Nueva Era, Lázaro Cárdenas, Nuevo Mexicali, puente New York y el vado de la entrada.

Solo bloqueando la carretera transpeninsular hizo que los medios de comunicación nacionales e internacionales contaran parte de su historia, pero el linchamiento mediático que ahora sufren los profesores del la coordinadora no tardo en llegar, El martes 17 de Marzo del 2015 los jornaleros bloquearon tramos de la carretera, Grupos de choque causaron destrozos en negocios de poblados del Valle de San Quintín, pero los uniformados detuvieron a varios manifestantes en el Centro de Gobierno.

La madrugada del miércoles 18 de Marzo del 2015, agentes ministeriales allanaron viviendas para llevarse a jornaleros sin ordenes de aprehensión. Por la mañana del 19 de Marzo, un contingente partió del poblado Colonia Lázaro Cárdenas por la carretera transpeninsular, a unos kilómetros de la delegación de gobierno de San Quintín, donde demandó la liberación de sus compañeros. A pesar de que la macha era pacifica los policías los dispersaron con balas de goma y gases lacrimógenos alrededor de 170 personas fueron detenidas, entre ellas decenas de mujeres más de 20 menores de edad, confirmó la Procuraduría General de Justicia del Estado.

El frente acusa, además, a 12 empresas de cometer abusos contra los trabajadores, entre ellas Agroindustrial del Valle de San Quintín BC, Hermanos Rodríguez, Santa María de los Pinos, Compañías Valladolid y Aragonés, Compañía Sabino Becerra y Felipe Ruiz, Los Aragón, Empaques Los Martínez. Los inconformes denuncian irregularidades cometidas por múltiples empresas agrícolas, entre las que se encuentran rancho Los Pinos, agrícola Sky Ranch, Santa Mónica, Berrimex y Driscolls, y demandan la presencia del gobernador Francisco Vega de Lamadrid, quien hasta el momento no se ha presentado para dialogar.

A más de un año de las movilizaciones no se ha cumplido ningún acuerdo, los jornaleros continúan siendo esclavizados, trabajando en condiciones precarias, sin firmar contrato y sin ninguna clase de prestación o derecho laboral, siendo engañados por enganchadores que lanzan promesas que no cumplen, No obstante las y los jornaleros continuaron organizándose, denunciando los abusos y las agresiones e humillaciones que son objeto de manera diaria en particular las mujeres que son acosadas sexualmente por parte de los mayordomos de cuadrilla, o mayordomos generales o ingenieros encargados de los ranchos, Las mujeres que de acuerdo a distintos estudios representan el 62 % de las personas que laboran en los campos agrícolas la mayoría provenientes del estado de Oaxaca, y en su mayoría indígenas Triquis y Mixtecos, que ahora viven en colonias asentadas de manera irregular cerca de estos campos de concentración agrícolas.

La historia de los jornaleros de San Quintín es una historia de explotación, representa el neo esclavismo del siglo 21, dónde las personas son utilizadas, no importa si tienen sueños, anhelos, tristezas, lo único que importa es que sean productivos en más de 40 años de historia de los campos agrícolas, no existe ningún jornalero retirado, no existen los derechos laborales, no hay seguro médicos, pero también en los últimos años la historia de las y los jornaleros tiene un nuevo capitulo en el que han escrito un nuevo capitulo de resistencia y dignidad, dónde nuestros hermanos han dicho ¡basta! Los sucesos del 17 y 18 de Marzo dónde salieron más de 80,000 jornaleros a mostrar su humanidad debe de ser un ejemplo para todas y todos, nadie tiene que vivir y morir as en la miseria y la explotación, merecemos vivir dignamente y morir de igual manera, apoyemos a los jornaleros contando su historia que es nuestra historia.

Visita el micrositio de regeneración radio: http://regeneracionradio.org/Micrositio/03-La-Rebelion-de-San-Quintin

Agradecemos a por las fotos y el video de Watsonville a Bradley Allen y algunas fotos cortesia de la maestra Gloria Gracida en twiter @BradleySA  @gracida777 

 

 

 

a la maestra Gloria Gracida