#24A y el Antimonumento

El día de ayer miles marchamos en contra de las violencias machistas, denunciando al mismo Estado que desapareció a los 43 compañeros normalistas de Ayotzinapa. El día de ayer se lo denunció por feminicida, denuncia que no lo absuelve de todas las anteriores ni de las que va acumulando.agresion

¿Qué fue lo que pasó?

Durante la marcha, un grupo de compañeras trató de pintar el ‘anti’ monumento de los 43, que es en realidad un monumento tal cual; un monumento al olvido, al estado genocida, un monumento a la pasividad de la mayoría; un pedazo de fierro que está ahí sólo para recordarnos lo impotentes que somos frente al Estado. Algunxs dirán que está ahí a manera de denuncia, que increpa al Estado y demás. ¿Lo hace? Y si lo hace, ¿tiene algún efecto sobre el Estado y su accionar frente a la desaparición de los 43? A quienes nunca protestan, les importa muy poco el ‘anti’ monumento, con él y sin él han sido y siguen siendo indiferentes; a quienes protestamos nos recuerda que los compañeros siguen desaparecidos y nos calma la rabia. “Al menos logramos que se pusiera y mantuviera un ‘anti’ monumento en su honor”. Y ya con eso muchxs se conformaron, o al menos se relajaron. Para mí es un símbolo de la impunidad que todxs posibilitamos.

Dos o tres hombres defendieron el ‘anti’ monumento, hubo golpes, jalones y empujones. El ‘anti’ monumento no fue pintado pero a sus pies se lee “Nosotras no somos Ayotzinapa”. Y no, no lo somos. No somos 43 desaparecidas, somos 6 diarias y miles acosadas y abusadas sexualmente. Y no, no tenemos un monumento a la víctima. ¡Y qué bueno! Nosotras no somos Ayotzinapa cuando Ayotzinapa no es nosotras.

Si este monumento es una exigencia simbólica de justicia ante la desaparición forzada, ¿por qué no podría abrazar la denuncia de las miles de mujeres desaparecidas? Si es un grito de justicia ¿por qué no puede gritar por las que ya no tienen voz ni pezones ni cabeza ni familia, por las que ya no tienen vida?

pussyCuando nosotras, las feministas, colaboramos ofreciendo e interviniendo nuestros cuerpos con pintas del número 43; cuando vulneramos nuestros cuerpos desnudándolos en las marchas de los 26 de cada mes, nadie nos previno de hacerlo, nadie sintió que nuestros cuerpos no eran lugar para la causa, y de pura solidaridad, los convertimos en ello. Cuando se sentía que faltaban los espacios para expresar la indignación y las exigencias de justicia y presentación con vida de los compañeros normalistas, nosotras convertimos nuestros cuerpos en lienzos. Y por eso, nos golpeó la policía. Escapando de ellos, nos raspamos las espaldas y los hombros desnudos. Nuestros cuerpos no les eran, no les son, monumentos en Reforma intransgredibles, son cuerpos de mujeres, prescindibles y ¡total! históricamente violentados, nada nuevo.

¿Por qué, entonces, el ‘anti’ monumento no puede convertirse en lienzo (aunque fuera temporalmente) para nuestros gritos de justicia, para las que también estamos siendo aniquiladas por el mismo Estado que un día aniquiló a los 43?

Un pedazo de fierro puede repintarse y seguir siendo el mismo. Una mujer que se pinta una consigna en el cuerpo desnudo nunca vuelve a ser la misma.

No tratamos de engrandecer una lucha en detrimento de otra. Tratamos de ocupar los pocos espacios (en cuya creación también contribuimos) disponibles para la expresión del dolor, el hartazgo y la indignación social.

ni una masPor otra parte, aprovecho este espacio para denunciar la imbecilidad policial de tantas personas que se han estado pronunciando en contra del hecho no culminado de la pinta de su ‘anti’ monumento (“SU”, por que lo entienden en el marco de la propiedad privada, y sobre tal fundamento lo defienden. “Esto es mío, no te lo presto para tu grito por justicia”). Cual policías andan vigilando, castigando, denunciando y chingando. Y todavía más sumidos en su abismo de estupidez, reproducen las prácticas de Televisa y otros medios masivos de comunicación al sobre visibilizar lo que a ustedes les parece el puntito negro del asunto. Exigiendo a la lucha feminista una congruencia de la que todxs carecemos, como si no entendieran que a luchar, se aprende luchando. Bola de LópezDórigas, señalando lo que ante su mirada estrecha se presenta como ‘errores’ o debilidades de causas y movimientos enormes, justos y dignos. Y aún peor que cualquier “televiso”, andan señalando y condenando algo que ni siquiera sucedió.

A los que, al más puro estilo de granadero de Mancera, ‘defendieron’ el ‘anti’ monumento, los quisiera ver defender de la misma forma los cuerpos que, igual que su cacho de fierro, hemos servido a tantas y tantas causas.

Fotografías: Itzel Suárez

49 comments on “#24A y el Antimonumento”

  1. Violenta Parra

    Con todo el respeto compañeras, el argumento que comparten en este artículo, me parece que es totalmente caprichoso y arbitrario: “los niego-omito a ustedes, porque ustedes me omiten”. Como si no fuera suficiente con la violencia que se presencia, se normaliza y se impone desde todos los rubros y reproducción de la vida misma, por este sistema de muerte que impera y en el que todes estamos inmersxs.
    La lucha por los 43 provoca la misma rabia, indignación, dolor, y condiciones para organizarnos al igual que la lucha feminista, que por la defensa de la tierra, los ríos, el aire, los montes; no se trata de omitirnos entre nosotrxs mismxs; he ahí donde radica el problema de no entender que es una guerra que nos declararon “los de arriba”; que esto es una lucha de clases: explotadorxs contra explotadxs; ahí no hay vuelta, compañerxs; en lo económico, en lo sexual, en lo epistemológico…

    No hablemos siquiera de izquierda ni de derecha; pero lo cierto es que, lo que llamamos “disidencia” frente al sistema opresor, éste grupo, sector, organización, gremio o como se le guste llamar, no tiene la fuerza revolucionaria que quisiéramos y, antes bien está pasando (desde hace bastante) por una crisis organizativa en medida de que se disgregan las luchas, se fragmentan a modo de reducir y volver un fetiche “LA causa”, definir como que UNA ( la que nombremos como “la nuestra” ) es la más importante, la principal, por la que hay que empezar, y por ende, hay que omitir, minorizar y hasta desligitimar las otras luchas.

    Se entiende el sentir, rabia, malestar y reclamo ante que no hay, más allá de un monumento, un acto simbólico o bien concreto ante todas las muertas anónimas que se ha cobrado el sistema; que por parte de la mayoría de la población hay indiferencia respecto a este problema, que no hay movilizaciones cada mes o cada que se necesitase para no sólo catárquicamente exponer un día que la violencia de género es parte del problema-raíz que nos representa el sistema capitalista; pero no caigamos en el empecinamiento de que “porque no todos están en mi lucha, yo no estoy en la suya, y además, son contrarios o ajenos a mí”. ¡Basta! En ese caso, TODAS las mujeres presentes en la marcha debieron estar hace 10 días en el desalojo de Xochicuautla, o todas deben pronunciarse e ir a apoyar la desgracia (resultado de la negligencia) en pajaritos, Veracruz; estar salvando los arrecifes, montes, ríos, etc amenazados por mega-proyectos….

    Que la primavera violeta abrigue todas las luchas, que no se aisle, que todxs seamos violetas…. Saludos.

  2. Sofia

    Guo. Que bonito lo que escribes!
    Ver lo que sucedió en la marcha de México me llenó de rabia. Esos machos progres sólo quieren SU monumento (como bien dices) para sentirse de izquierda.
    Qué coraje leer los comentarios en Twitter de esos machos que nos desvirtuaban llamándonos “feminazis” y diciendo que somos infiltradas del Estado por querer que nuestra lucha se escuche también con la de los 43.
    Muchos saludos!

    • Lucrecia

      Macho facho, machitroll, macho progre, bla, bla, bla. Estupideces que nos separan y caricaturizan la faceta totalitaria de algunas compañeras que terminan por ridiculizar el movimiento. La primavera no será violeta porque a unas pobres femifantoches se les ocurrió dar un numerito y exhibir su formación pseudopolítica internetera.

      • Sofia

        No creo que sea un “numerito”. Era claro que las morras que pintaron el antimonumento también querían ser escuchadas. Y quienes las silenciaron, ridiculizaron y desvirtuaron fueron medios de machos (SI machos, porque sus actitudes fueron así) porque su antimonumento no podía abrazar sus luchas.
        Y totalitario de qué? En la marcha se permitieron contingentes de todo tipo, quienes eligieron ir solo mujeres estaban en su derechos y ellOs debían respetar.

        • Ajiw

          No pretendían ser abrazadas por otro movimiento, es una incongruencia escindir desde lo femenino y no hay justificación, dejemoslo atrás, sé que son las menos, sigamos luchando juntos y juntas

        • Julio rocasolano

          Las verdaderas feministas como doña Marta Lamas nunca hubieran hecho esa idiotez de grafitear el antimonumento, pa mi que ustedes son puro pájaro nalgon

          • Sofia

            Jajajaja. Y aqui está el machito que viene a decirle a todas las feministas cómo son las “verdaderas”, cómo es el “verdadero” feminismo. El hombre hegemonico y patriarcal que cree que puede catalogar como qué es el verdadero o falso feminismo. El chiste se cuenta sólo.

    • Funesto

      Qué tristeza que reproduzcan la falacia de que la lucha feminista (en la marcha dijeron que era SU lucha feminista, que los hombres no teníamos cabida y por eso nos corrían cada 2 minutos) es mutuamente excluyente con la lucha de los 43. E igual de inmaduros que aquellos que reducen todos los feminismos a uno único y homogéneo, y después lo descalifican con el mote de “feminazis”, ustedes engloban a todo el que discrepa con ustedes como “machos progres”. A tal grado llega su generalización, que yo escuché a una de las mujeres gritar: “los 43 pudieron haber sido machos violadores”. Si según ustedes nosotros parecemos hijos de López Dóriga, las que fueron a agredir parecen hijas de Pablo Hiriart.
      Su lucha no es más importante que Ayotzinapa, ni Ayotzinapa es más importante que su lucha. No podemos ponernos en una posición estúpida de ver qué lucha es la más digna, necesaria y urgente de apoyar. Esto no es un concurso. Porque si no, vendrán los obreros de Pajaritos a decir que los están ignorando a pesar de haber sido calcinados por los empresarios. O los pueblos indígenas a reclamar un lugar que les robaron hace 500 años. O los migrantes, porque ya no están de moda y siguen siendo carne de cañón en la Bestia. O las y los jornaleros de San Quintín, porque ya no salen en primera plana.
      Dividiendo, agrediendo y generando animadversión no conseguirán que la gente, sea de donde sea, del sexo y género que sea, entienda la gravedad de la violencia contra la mujer en México. Así no se puede.

      • Sofia

        Como que entienden todo mal. Jamás se cree que sean mutuamente excluyentes los movimientos. Queremos voz, queremos ser escuchadas como escuchó el país entero a Ayotzinapa.
        Yo recuerdo como los normalistas que le prendieron fuego al congreso en Guerrero fueron criminalizados porque un edificio se vio violentado.
        Ahora veo que igual nos tratan a las feministas por “violentar” su antimonumento. Un antimonumento incapaz de abrazar las otras luchas. También vi como estos medios “de izquierda” llamaron a trolear a una morra que identificaron que rayo el piso del antimonumento.
        AH y si, te repito: rayaron EL PISO del antimonumento, exigiendo justicia por las desaparecidAs.

        • Yoalli

          Las pintas tienen una finalidad, a veces es informar, otras es llamar a la lucha, algunas más denuncian, etc. Las pintas son la propaganda popular por excelencia, en ellas se expresa el Pueblo para el Pueblo y tienen la finalidad de tomar el espacio arrebatado por el capital para ponerlo al servicio de lxs explotadxs. Cuando hemos ganado un espacio, por pequeño que sea, tenemos la obligación de cuidarlo y ampliarlo, no de agredirlo y dividir. Decir “Yo no soy Ayotzinapa” equivale a decir que yo no soy mujer, yo no soy obrero, yo no soy campesino, yo no soy estudiante, equivale a excluír a todx aquel (lla) que no encaje en mis parámetros. Esa es la exclusión que nos ha enseñado el patriarcado y que las pseudo-radicales reproducen. ¿Por qué no pintar Televisa, si ellos difunden mensajes machistas todo el tiempo? ¿ Por qué no pintar la suprema corte, si ellos fallan siempre a favor de los machos?¿Por qué tratar como enemigxs a lxs otrxs excluídxs? Divide y vencerás decían los emperadores romanos, hoy lo repiten en gobernación.

        • hija del patriarcado

          lo que es no saber y tratar de defender lo indefendible, no solo fue el piso!!! que pena que no te pueda poner aqui la imagen, pero te dejo el enlace para que corrobores y cambies tu argumento porque eso de ”solo fue el PISO” ya no lo vas a poder usar. https://www.facebook.com/guecomumex/photos/pcb.1257393174278592/1257391034278806/?type=3&theater

          Yo estuve en la marcha, me acompañó mi esposo y tuvimos que salir de ahí porque cada 5 minutos lo empujaban y le deciàn ” FUERA HOMBRES” lo cual se me hace una pendejada si lo que quieren es cambiar la forma de pensar, cuando voltee a defenderlo y pedir que dejaran de empujarlo empezaron a gritarme ”MUJER MACHISTA QUE MUERA EL PATRIARCADO.. FUERA MUJER MACHISTA!” y a las mujeres que me defendieron les gritaron lo mismo, del coraje me di vuelta y les dije Porque luego las llaman feminazis!! El nunca les contestó, ni hizo gesto alguno, no hizo nada! No es una lucha incluyente, dejen de sentirse solas contra el mundo, asi se van a quedar si siguen con actitudes como esta y justificando a toda costa el abuso que tienen para con los demàs!!

          • Sofia

            Ay, no. Primero, la que necesita tener la información bien y al corriente eres tú. Esa pinta del monumento se hizo el 8 de marzo (aquí debo aclararles que lo que esta rayado en el monumento no es ninguna cosa que no sepamos, ninguna consigna que presente su tan deshonrrable “NosotrAs no somos Ayotzinapa”). El 24 de Abril SOLO SE PINTO EL PISO.
            Segundo, si sacas tu información de un medio como “Guerrilla Comunicacional” que cree que sólo existe una lucha, la lucha contra el capital, y un sólo medio, la vía de los obrerOs (así en masculino porque sólo es de ellos, hombres) y que no debe considerarse desde y con la perspectiva feminista y/o con muchas otras, pues entonces no tengo mucho qué discutir contigo. Ademas de mencionar que este mismo medio de donde sacas tu “información” tan valiosa, llamó en su página a acosar a una mujer de las mujeres que identificaron que rayo el piso; y esta mujer recibió amenzas de muerte, con imágenes incluidas de una mujer violada y sin vida como ejemplo de lo que le iban a hacer; entre otras muchas amenazas y ataques a su persona.

            Y sí qué bueno que sacaron a tu esposo de los contingentes de sólo mujeres, porque si ahí andaba estaba violentando un espacio previamente establecido como único de mujeres. Y sí, me temo decir que eres una buena hija del patriarcado.

    • César

      ¿Somos machos progres (lo que sea que eso quiera decir) porque nos negamos a que pintaran un monumento?
      No pues esta chido

  3. Penas

    pues si quienes grafitean y se proclaman feministas y quienes defienden monumentos (antis) sólo “discuten” en redes sociales sobre cuál lucha es más justa, más inmediata, más dramática y dolorosa, estamos perdidxs, jodidxs, sin organización, sin respeto a nuestrxs compañerxs, jamás lograremos siquiera resistir la tormenta que ya comenzó

  4. Estela Núñez

    No mamar, se llama claridad política. Este es un textito de blog, que no esperaría de una persona con dizque formación en ciencias sociales. Lo único que hicieron visible a nivel internacional es su stalinismo folklórico usando el signo de una coyuntura que denunció y visibilizó la dictadura mexicana. Lo único que pintaron de violeta es la ignorancia y la vergüenza, y ansías de protagonismo idiota.

    Y si acusan a sus acusadores de… “López Dóriga”, ustedes no cantan mal las rancheras y están como para un programa apantallapubertos del Telehit.

  5. kike

    a la pregunta el articulo de re abanderar el “no” monumento.

    Porque simplemente no puedes pasar por encima de algo con tanta imprudencia.

    No puedes llegar y decir mi “movimiento” “lucha” “protesta” es mas importante que la tuya.

    En ambos casos hay victimas, atrás de los 43 también hay madres que atraviesan un proceso difícil y delicado.

    ¿Por que pregonar el apoyo? ustedes fueron voluntarias con sus cuerpos desnudos y los que marchamos también lo hacíamos en ese momento por que manifestábamos una inconformidad.

    Creo que eso es lo importante crear unidad, y no dividir, les recuerdo que tienen en común que son victimas, y lo triste en México es que a violencia se extiende a muchos sectores.

    Entiendo y es altamente comprensible la protesta que hacen, por que si es alarmante, pero no puedes exigir un respeto, o demandar justicia y aplicar esas acciones a otra causa que no las agrede. incluso las madres de los 43 han hecho pronunciamientos a favor de la equidad de genero, a la organización y demanda de mejores condiciones,

    se trata de apoyarnos como sociedad.

  6. Ruth Winchester

    Yo creo que la batalla (cualquier batalla) se pierde cuando se queda en la intensión. Con referente a lo que paso el día 24 de abril, o el 11 de septiembre del 2014… por citar solo un par de manifestaciones; en mi humilde Y PERSONAL opinión, creo que el verdadero problema es quedarse en la intensión, las manifestaciones sirven para dar cuenta a una sociedad en silencio de lo que esta pasando, pero empieza desde casa: “si me pega, lo denuncio, me defiendo”, “si le pasa a mi vecina, a mi amiga, a mi hermana; la ayudo, la defiendo”… salimos a denunciar, pero sobretodo a decir NO ESTAMOS SOLOS (y digo solos, porque no solo se violan niñas, también niños, también desaparecen hombres, ayer nos toco decir a nosotras, pero los hombres también dijeron mucho).
    Y no, yo jamás iría a rayar monumentos, ni a enseñar mis senos, ni a quemar puertas… no lo aplaudo; solo creo que no debemos de pegar el grito en el cielo, nos perdemos en la textura y mientras discuten pendejadas así, siguen matando, robando, secuestrando niñas, violando niños, indígenas, quemando los pocos arboles que quedan, quitándoles sus casas a los pueblos para construir carreteras, matando a sus hijos, quemando las guarderías, los hospitales, privatizando todo, saqueandonos con impuestos que no existen y hasta contaminando cada que estornudan, y como lo he dicho antes, nos estan agarrando comiendo camote y peleandonos por mamadas, y ahí sigue el monstruo, y seguirá.
    “Un pedazo de fierro puede repintarse y seguir siendo el mismo. Una mujer que se pinta una consigna en el cuerpo desnudo nunca vuelve a ser la misma.”
    Yo también me he estado cuestionando las pintas, los torsos desnudos, las consignas veganas… ¿qué tiene que ver todo esto con exigir nuestro derecho al respeto? pero creo que esas líneas de arriba me esclarecen un poco, y al igual que me pareció genial que quemaran las puertas del palacio nacional como SÍMBOLO del rechazo a la institución, como símbolo del rechazo al sistema… es madera, no vale más la madera, ni vale más el metal, sigue siendo lo mismo y siguen siendo los mismos 43, y las mismas 7 mujeres que desaparecen al día. En fin, que más da unas pintas, que más da una puerta, que más da un pedazo de metal a medio Reforma. Lean el artículo, recen por estar mañana leyendo las mamadas que publico, a este paso todos vamos a desaparecer.
    Pero… si 10 defendemos a uno, vamos a salvar a 100, si 100 defendemos a uno… NOS SALVAMOS TODOS. Y sonará casi estoico pero de verdad SOMOS MÁS; para lograr cualquier cosa, cualquier causa por aquello bueno: por una ciudad sin violencia, por un país sin hambre, por un mundo sin guerra, por todas esas cosas, somos más, los “malos” son poquitos, pero cuando ves a la persona a lado tuyo sufrir, padecer y ser violentada volteas a otro lado, entonces no tienes ni mínimo derecho de escandalizarte por unas chichis o por unos grafitis. Neta, has un ejercicio de conciencia en casa, cuantas veces has ignorado al ajeno, ¿Qué esperas que hagan contigo cuando te cargue la verga? Ahora piensa, que podrías hacer mañana por no ser indiferente, para estar POR ENCIMA de una manifestación ¿Qué haces tu por cambiar “esto”?

  7. Santa N

    Es pobre tu redacción. Es horrendo que el precioso lenguaje se ocupe en (con)textos como estos, que sólo incitan a más violencia. Que hay muchas falacias, muchas aristas, mucho… qué asco.

  8. Armando

    si esta es la postura de su medio libre, esta bueno, por eso son libres, así como hace tiempo sus compas del masde131 se referian a lxs Zapatistas: “porque sólo en Oventic me sentí despreciado y maltratado, sólo en Oventic las cosas funcionaban exclusivamente alrededor del dinero, sólo en Oventic hicieron a lxs invitadxs de honor quedarse paradxs sosteniendo los rostros del dolor que hoy dan rostro al dolor del mundo durante horas de discursos, sólo en Oventic los muertos fueron 4 y los desaparecidos 42 en lugar de 3 y 43…”

    a qué va la cita? a que la postura asumida no tiene siquiera un ápice de inclusión y entendimiento mutuo, critica mediante el insulto y la razón propia a las posturas distintas, si esa es su forma de hacer otra forma de coberturas, difusión de las luchas de abajo, qué podemos esperar de los verdaderos “LópezDorigas y policias del pensamiento”, ni que decir del contenido de la crónica-artículo-o lo que sea en el que bajo el pretexto de un monumento o antimonumento confrontan y cuestionan la lucha de los familiares de los desaparecidos de Ayotzinapa, ojalá la congruencia reine en ustedes y cuando entrevisten a los papas y mamas de los 43 compañeros normalistas, les hagan los mismos cuestionamientos que plantea su nota-crónica-articulo-o loquesea

  9. Jazmín Rodriguez.

    A los compañerxs de Radio Zapote:

    Dado que la publicación original proviene de su sitio y no es un reblogueo o como se diga, sería pertinente que aclararan si ustedes como proyecto se sienten identificadxs con la opinión de Lola Dolor. Se supone que son un medio alternativo y que no reproducen los mismos discursos del poder. Pues bien, el mismo argumento de Lola sobre #NosoyAyotzinapa, es la misma posición defendida y representada por la señora Isabel Miranda de Wallace, presidenta de la organización Alto al Secuestro, no sé si acaso Lola y sus compañeras, sienten más simpatía con ella por ser mujer que por los compañeros normalistas desaparecidos.

    A veces se necesita humildad, pero en otras formación política; en este caso Lola carece de ambas. De lo contrario podría reconocer y reconocerse en la lucha que Madres, padres de familia, familiares y personas solidarias han emprendido para exigir la presentación con vida de los compañeros, para denunciar el estado de descomposición y guerra en el que vivimos todxs lxs que habitamos este suelo llamado Mexico. Y se detendrían al menos por unos minutos a reflexionar por qué la lucha de los compañerxs para exigir la presentación con vida de los normalistas de Ayotzinapa nos cimbró como sociedad incluso a nivel internacional. Que burda respuesta pensar que es porque son hombres, que lamentable decir que las muertes y desapariciones de las mujeres y de compañeras, no hay quién las reclame.

    Cuanto narcizismo político, no reconocer que a la desaparición de los compañeros normalistas, precedía un gran esfuerzo organizativo para mantener su escuela y otras luchas en Guerrero. Cuanta miopía, no reconocer que por su lucha política fue que los desapareció el Estado Méxicano. Que burdo… tan burdo como sus actos que nadie recordará dentro de tres días, porque no tienen nada que aportar a la lucha en contra de la violencia que vivimos las mujeres, solo por el hecho de serlo, nada que aportar a esta lucha, ni a ninguna otra.

    Por eso, más allá de la opinión de Lola, qué onda con Radio Zapote. Como dicen en el barrio antes eras cheveré. Antes, cuando no publicabas insultos contra cooperativas de indígenas solo porque no los dejaron ingerir alcohol, cuando no posteabas publicaciones de una penosa revista como lo es Eme equis, cuando no publicabas o dabas microfono a los mismos argumentos del poder en contra de un movimiento como el que muchas mujeres y hombres, ancianas, ancianos, niñas, niños y otrxs compañerxs que no se definen por su genero, han emprendido desde hace más de un año en contra del Estado mexicano.

    Atte. Jazmín Rodriguez.

    • Luna Roja

      Totalmente de acuerdo con tu comentario Jazmín Rodríguez, de pronto parece que la única lucha necesaria en México es la de las feministas, pero ellas con estas acciones solo muestran la necesidad que tienen de aprobación, totalmente de acuerdo porque si son narcisistas y piensan que con encuerarse en las marchas transgreden las estructuras sociales, si muchas de nosotras tenemos dudas sobre el feminismo esto nos hace alejarnos cada día más de esta postura que baila entre un mar de ambigüedades. Las heridas que tiene México no pueden ser más o menos dolorosas, simplemente duelen todas, duele la muerte de mujeres, duele la muerte de estudiantes, duele la criminalización de los y las maestras, duele la violencia desplegada contra las y los migrantes centroamericanos, duele, la muerte de periodistas, activistas.

  10. Bele

    No estoy de acuerdo en la manera que justificas estos actos, por que no la hay. Los 43 no es un hecho aislado, y veo el feminismo como una lucha por la humanidad no de un sólo género, me atrevo a decir que lo que hicieron es parte de lo que critican.

  11. lg. Vargas

    “No tratamos de engrandecer una lucha en detrimento de otra” … es exactamente lo que hicieron.
    poca logica le encuentro a este discurso. si no eres parte de una causa simplemente no la agredes. si justificas que puedes pintar tal o cual monumento por que prestaste tu cuerpo para pintarte sus consignas es creo darte tu mismo la contraria. por cualquier lado donde veas la acción que realizaron las mujeres de esa marcha , no contribuye algo positivo o mejora en algo la situación en la que las dos consignas se ven reprimidas.

    muy indignante

  12. Salvador

    Que pena que traten de defender ese insulto a los caídos en Ayotzinapa. Su acción solo es muestra de la fragmentación hacia la que tienden los feminismos poco serios. Y sí piensan acusar de machistas o de lo que sea a quien les increpan deberían saber que proceder así solo bastardiza y reduce la calidad de la crítica al machismo. No por oponernos a acciones poco pensadas y vamos a ser”machistas”. Tal falta de seriedad solo debiera hacerles pensar en lo inútil y lastimoso de su acción. Querer poner por encima o por abajo cualquiera de estas dos tragedias que persiguen a nuestro país es solo un acto de incapacidad política.

  13. Ajal Ramírez

    Te recuerdo que los compañeros siguen en calidad de desaparecixs no de asesinadxs, y lo sabrías si estuvieras mas inmersa en la lucha social. En segunda, es claro que en el sentido de no sufrir el proceso de desaparición y sufrimiento de lxs familiares tu no eres Ayotzi, tan claro como que yo tengo pene y no vagina. Pero la cuestión es unificar estas luchas ¿O es que acaso crees que por si sola podrás arrancar tus demandas al sistema? Creo que algunas compas como tu cometen el error de sectarizar su lucha, pues si quieres sin problema podrías ser Ayotzinapa, tanto como yo lo soy, a la par de considerar importante reivindicarse en lucha contra los feminicidios. Pero al no hacerlo solo logras crear confusión al respecto. El caso de confrontación del 24 yo lo veo como un error que se tiene que aceptar, pero si haces todo lo contrario, queriendo justificarlo teóricamente (muy pobre por cierto) entonces te sumirás y sumirás a mas compañerxs honestxs en ese fango y eso es un obstáculo en la lucha social.

  14. Orlande

    Lo que quieren los medios es separarnos, dividirnos. No hagamos caso a estas estupideces por favor. Si se llama Anti-monumento es incongruente que se le respete como sí fueran los 43 que ellos también nos quitaron y que, a mi juicio, no están en esta pinche piedra, sino que siguen desaparecidos como muchas mujeres en México. No se quieran trepar en estas cosas, compas, a todxs nos duele lo mismo. Y el problema es que lucha entre nosotxs no es la respuesta, y lo sabemos. Así qué ya. Demos la vuelta a esto y sigamos adelante en la lucha.

  15. Macho progre

    Rayar el antimonumento no tiene ningún sentido y menos si la consigna es “Nosotras no somos Ayotzinapa” pues es absurdo poner una causa por sobre la otra; da la impresión de que para estas mujeres valen más los feminicidios que las desapariciones forzadas y esto me parece en verdad aberrante, pues como reza el dicho divide y vencerás y que más conveniente para el régimen que la división sexual. Los 43, es un movimiento que logró aglutinar el sentir de millones de Mexicanos durante muchos años y que por lo menos y por primera vez, se ha dado a conocer en el mundo entero, los 43 son semilla, por que no solo representan a los 43 normalistas desaparecidos por el estado, son los desprotegidos, son el 68 y la matanza de corpus-christi en 71, es Aguas Blancas y Atenco, son las fosas comunes con miles y miles de desconocidos, Ayotzinapa somos todos y un día, en una marcha que tiene por motivo protestar por la violencia de género un grupo de personas pintan la consigna “Nosotras no somos Ayotzinapa” en un monumento que representa tantas cosas para las personas que queremos que México cambie, es un ataque claro habiendo tantas otras consignas y tantos otros espacios que representan la mierda del sistema que se pueden pintar.

  16. Violencia Rivas

    Es necesario hacerse presente, las mujeres incluso estamos excluídas de ese monumento, ¿qué hay de malo apropiarse de él? No entiendo cómo es que se están desgarrando las vestiduras por un trozo de metal, cuándo en el país asesinan diariamente a 7 mujeres, desaparecen cientos de personas, asesinan un promedio de 250 personas a la semana, ahora una explosión en una refineria (antes en una guardería, una mina…) Y quienes están tan indignadxs, ¿estuvieron apoyando a madres/padres de los estudiantes en la presentación del informe? Digo, a ellxs seguro un poco de pintura se las suda. Lo esencial aquí es… Las mujeres hemos sido excluídas, incluso, de los simbolos de indignación, porque si no son Dianas, monumentos a la madre o victorias aladas, no aparecemos por ningún lado, o somos diosas (esas en el imaginario occidental y blanco) o paridoras pero no hay más. Entre esto y “periodistas progres” que se han sentido atacados cuando las mujeres se han puesto violentas ante su negativa de respetar los deseos de no ser fotografiadas para su medio, estamos siendo acosadas, una vez más y por hecho de manifestarse contra el acoso y la violencia. Vamos que nada nuevo bajo el sol del país más machista del planeta.

    • Luna Roja

      Tiene un valor simbólico y representa algo que es muy doloroso para México, no creo que el tema de los estudiantes de Ayotzinapa está a la distancia de otras luchas importantes en México y en Latinoamérica, creo que respetar estos nichos donde se reflejan las preocupaciones, angustias y heridas de un pueblo formado de mujeres y hombres es muy importante. porque no sólo mueren 6 mujeres todos los días, mueren mucho más hombres todos los días por su condición de clase, de étnia de nacionalidad. Por eso no me gustan las estadísticas, el problema es que México vive una de las peores etapas de violencia hacía todos los sectores sociales. Yo si soy Ayotzinapa porque no sólo desaparecieron estudiantes las madres, las esposas, las hijas, las amigas también sufren la tortura de no tener un cuerpo enfrente ¿Por qué no verlo desde ahí? yo si creo que esta acción es sumamente narcisista y mínimo deberían de ofrecer una disculpa por la beligerancia que se mostró en esta marcha que terminó manchando un movimiento tan diverso

    • Jaz.

      Nadie o muy pocxs de lxs que hemos respondido se ha referido en ningún momento al trozo de metal. Ese en efecto a nadie le importa, pero si ni ustedes mismas entienden la dimensión y el significado de sus actos, no tiene ningun pinche sentido dialogar nada. Sigan tapandose los oídos y de todo lo que aquí se ha vertido, sigan afirmando que lo que duele es un pedazo de fierro, la neta paren de mamar.

    • Dhyana Angélica

      Es sencillo, podrían haber puesto “también nosotras somos desaparecidas”, ese también, es incluyente, suma en vez de restar; pero al poner “No somos Ayotzinapa”, se están desligando de esa causa que nos compete a todos los mexicanos (y mexicanas, obviamente). Bajo esa premisa, los hombres también podrían decir que no son parte de la lucha feminista, y sin embargo, muchos lo son, aunque no sean mujeres, porque se necesita de ambos para cambiar a esta sociedad. Lo mismo que se necesita de las mujeres para luchar contra injusticias como las de Ayotzinapa (aunque ustedes también reclaman que prestaron su cuerpo para eso, cuando fue una acción voluntaria y lo que se hace de corazón no se debería reprochar). Lo que se critica en este caso es el deslinde de una causa, que al igual que la de las muertas de Juárez y otras, nos compete a todos (y todas) por igual.

    • Frida

      ¿Tú como qué te imaginas que representa el “+” antes del 43? Qué bueno que mencionas a los familiares ¿Te has acercado a ellos? ¿Les has preguntado lo que para ellos significa ese “trozo de metal”? Yo que sí los conozco y los he acompañado durante los últimos 19 meses te puedo decir que definitivamente para ellos no es sólo un trozo de metal con pintura. Las únicas que se excluyen son ustedes. Los familiares y normalistas han dicho decenas de veces que ese “trozo de metal” representa no sólo a sus hijos y compañeros sino a todas las víctimas de la violencia en el país. Si con eso no les basta para sentirse incluídas pues no sé qué más quieran. Ustedes son libres de negarse a ser fotografiadas, y son libres de responder como decidan ante la insistencia de los fotógrafos pero si se ponen agresivas no esperen que la otra parte agradezca su violencia. Menos si ustedes exigen respeto pero no lo dan. Sean congruentes, chicas. Y si tanta atención quieren y necesitan pues pónganse a trabajar, convoquen a más manifestaciones, erijan sus propios antimonumentos, incluyan realmente a todas las víctimas mujeres y no sólo a las que les convienen o de las que se acuerdan, no lo sé, pongan su atención en ustedes y dejen de estar jugando a revictimizarse una y otra vez porque la verdad ya aburre estar escuchando la misma cantaleta sin sentido.

  17. El gumy

    El detalle radica en la radicalidad de la acción de pintar un monumento o anti-monumento, el cual aunque es simbólico representa un acto de barbarie, no por ello es menos escabroso el tema de los feminicidios y violencia hacia la mujer. Con el lema “Nosotras no somos Ayotzinapa”, interpreto una forma de tratar de superar este movimiento, y con ello intentar suprimir mediante la pinta de este pedazo de metal simbólico una lucha por otra, que a mi parecer tiene la misma magnitud.

    Leí a lo largo del texto que se reclama un lugar, un espacio donde las voces de las mujeres que han sido silenciadas física, social e incluso culturalmente. Con la marcha del día domingo se mostró hasta cierto punto el hartazgo y sobre todo la convicción no sólo de las mujeres sino de hombres que estaban en esa manifestación, por acabar con fenómeno del machismo y sexismo que esta arraigado en la sociedad mexicana.

    Quisiera enfatizar que el acto de pintar un monumento a la barbarie, no es más que ir en pos de la supremacía en términos de que esta lucha es mejor que la otra, a la vez, no se trata de un monumento, es un monumento o anti-monumento de todo un sector de la sociedad que sirve como recordatorio de lo acontecido hace un año y siete meses. El clamor por justicia y dignidad hacia la mujer lleva más tiempo, pero la resolución a la demanda porque la mujer tenga un mejor trato y sobre todo se le deje de ver como un mero acompañante del hombre, será labor de todas y todos los que estamos inmersos en la lucha social, pero también implica que los demás miembros de esta sociedad rompan con el paradigma cultural, cosa que poco a poco se ha ido rompiendo.

  18. Ana

    Sabemos que no somos 43, Somos más entre ellos mujeres, hombres y niños, la lucha de cada individuo merece respeto. Un padre jamás supera la pérdida de un hijo y menos si no sabe que pasó y no tiene un lecho donde llorar y rezar; es por eso sin importar a que grupo perteneces respeta!! Hay veces que toman las calles, rayan monumentos históricos etc pero eso no soluciona nada. Deberíamos tomar presidencia, Palacios de Gobierno ahí donde están nuestros burócratas y presionarlos hasta que den una solución. La Unión hace la fuerza, entonces hagámoslo unamos las causas y no nos matemos entre unos y otros.

  19. Pirata Negro

    Total falta de conciencia de parte de quienes realizan esta acción, pero al fin y al cabo sirve para demostrar el ambiente de desunión en los movimientos sociales de México.. y lo que pudo ser un incidente aislado parece que lo quieren maquillar como una acción “política”, cuando no es mas que juego de egos.

  20. Pingback: #24A: ¿Qué nos dejó la marea violeta? | NoFm-Radio

  21. Cínico

    Resumiendo, el discurso es: “Aquí las víctimas somos nosotras y los demás nos valen madres”.

    Y todavía se preguntan por qué cada vez menos gente mentalmente saludable y pro-equidad se identifica con el feminismo de tercera ola…

  22. César

    Tantas palabras para justificar lo injustificable. Te las hubieras ahorrado y nada más hubieras escrito: “Lo pintamos por nuestros ovarios” y se acabó
    Si ves el antimonumento tiene un “+” al lado del número “43” eso representa, por si no lo notaste, a todos y todas las desaparecidas en este país.
    Si no eres Ayotzinapa, esta bien, no lo eres, pero los que sí somos y que también estamos luchando contra la violencia de género, no vamos a permitir que pintes un monumento a la memoria de los compas caídos.

  23. Fela Kuti

    Igual que cualquier partido político, puro espectáculo, pasiones fantasmagóricas e ideologías cegadoras. Hace rato ya que la mesa de la concordia fue derribada.

  24. Taly

    Que estúpido y generalizador! Yo quiero vivas a todas y todos! No se es más ni menos, si queremos que la lucha de las mujeres sea mas visible hay que trabajar más, los padres han sufrido para ser “tomados en cuenta”. lo que llamas un numero entiendo que es un memorial, algo que invita al recuerdo, a la indignación y a la memoria. Si queremos uno hagamos uno, construir no destruir. Creo que esto es a título personal (no digas no somos ayotzinapa, mejor di no soy ayotzinapa) es lamentable que se agreda y se desvirtúe una lucha que es tan genuina, no sólo para las mujeres, para la sociedad en su conjunto y solo porque algunas mujeres no sepan lo que es el respeto.

    • Cristian López

      Concuerdo, me lastima la postura tan superflua del artículo, decir que es un “antimonumento” es una visión personal y no representa un argumento para el maltrato del mismo ni para justificar las acciones de las mujeres que participaron en la agresión del espacio. Ambas luchas no tienen porqué ser excluyentes. Lo lamento, pero no comparto la posición de la bloguera.

  25. Pingback: Flores sobre las piedras: sobre símbolos y fierros, cuerpos y consignas - Tercera Vía

  26. Perla Saldaña

    Ustedes las “feministas” parece que jamás han leído un texto serio escrito por una feminista moderna. Parece que no saben escribir, leer y menos argumentar.
    Es erróneo llamarse “feminista” hoy en día cuando una (o uno) no es consciente de que el feminismo es un movimiento cultural, filosófico y político que versa sobre diversos puntos de vista, lo que hay es “feminismos”. Querida “escritora” dime qué feminismo es aquel que aprueba la violencia, aquel que agrede a otros movimientos sociales, aquel que es intolerante, aquel que aborrece a los hombres y los menosprecia, los humilla, etc.. Ese feminismo no existe. Dime ¿qué feminista argumenta que es necesario recurrir a la violencia? La postura que tú defiendes NO es un movimiento social, es una postura personal, tuya, y de tu grupo de amigos. Lamentablemente hacen llamarse como aquel movimiento intelectual, serio, de análisis filosófico y social, de lucha… Lamentablemente se hacen llamar “feministas”.

  27. Pingback: Intolerancia, persecución y violencia: secuelas del #24A - Antes de Eva

  28. Ambar

    Yo sólo quisiera que me respondan lo siguiente compañeritas; ¿ si en lugar de ser 43 compañeros de ayotzinapa los desaparecidos, fueran 43 compañeras de la normal para mujeres de Tamazulapan, o 43 de la de Cañada Onda o 43 de la del Quinto, o 43 de Amilcingo, o 43 de Panotla o 43 de Teteles, abrasarían su lucha?

  29. Leon Zaratustra

    Que trizteza ver que el defecto mas grande en los movimientos sociales sea la misma gente que asiste a las marchas, gente que se llena de conocimento impropio y cree comprender la lucha, el problema en mexico es que no hay un solo bando que jale hacia el mismo rumbo, no importa cuanto griten siempre sera esteril mientras no haya union…

Comments are closed.