Click para escuchar

El 11 de Febrero asistimos a una protesta silenciosa en la representación del Gobierno de Veracruz por nuestra compañera caída. En este análisis presentamos nuestras razones para protestar. La cadena de sucesos desatados por el asesinato de Anabel Flores Salazar nos revela un nuevo rostro del infierno que se ha enquistado en  Veracruz. Estado que ahora cuenta con 239 agresiones, 19 ejecuciones y 4 desapariciones solamente contra la prensa.

¿Porque la mataron?

Anabel Flores Salazar, de 32 años y madre de 2 niños, fue secuestrada en su casa el lunes 8 de Febrero para ser encontrada sin vida en la carretera al día siguiente. Sus colegas periodistas han denunciado que fue levantada por policías o por un comando armado de tipo militar y que la razón de su ejecución fue por artículos publicados pués  trabajaba el tema de seguridad o tal vez por haber sido testigo de la desaparición forzada de 3 personas a cargo de militares que también le arrebataron su cámara e identificación.

El gobernador Duarte pronto anuncio que había sido atrapado el autor intelectual del asesinato de la periodista a quien tiempo atrás habían declarado muerto.

De la criminalización y revictimización.

periodista

Aún  antes de que apareciera su cuerpo, el gobernador Duarte publico desde su oficina de prensa información falsa para criminalizar a nuestra compañera mientras que la Procuraduría de Veracruz declaraba que la reportera estuvo ligada a uno de los supuestos  narcotraficantes victima de la misma desaparición forzada de la que Anabel fue testigo.

Días después, cuando la presión mediática fue demasiado, Duarte decide recular al sostener que la habían asesinado por publicaciones anónimas en Facebook y llamo a respetar su trabajo.

También, los medios hicieron su parte; el Sol de Orizaba de la oficialista OEM inmediatamente se deslindo de la reportera y el dueño de “El Buen Tono” sostuvo que la despidieron por sus relaciones criminales pues tenia una camioneta demasiado cara para su trabajo e incluso manejo dinero del narco para sobornar a otros periodistas lo cual fue inmediatamente desmentido.

Tal vez olvido que en Agosto del 2015 acuso a otro periodista asesinado, Juan Heriberto Santos Cabrera, de repartir dinero para el narco en un caso ligado al mismo supuesto autor intelectual del asesinato de Anabel. Sus acusaciones contra la reporta quedaron en ridículo cuando al ser cuestionado en radio acepto que no la conocía pues supo de ella hasta que fue asesinada para luego ser cuestionado en otra entrevista sobre que pruebas tenia para incriminarla y el porque no la habían denunciado a lo que Abella solo pudo balbucear “por babosos”.

Amenazas para todos.

images

Varios casos de agresiones a periodistas, relacionados al asesinato de Anabel, se dieron a conocer en los siguientes días. En Veracruz 6 periodistas de la región de Orizaba denunciaron amenazas del un cártel por medio de mensajes a sus celulares.

En Chilpancingo, durante una protesta de periodistas a nombre de Anabel, Ezequiel Flores Contreras corresponsal de Proceso fue amenazado por un diputado del PRD. Al protestar en Twitter, también por Anabel, Alvaro Delgado de Proceso y Aranzazú Ayala de Lado B recibieron amenazas de muerte contra ellos y contra sus familias. El caso mas reciente es el de Aurelio Contreras amenazado por el mismo Abella.

EL infierno y sus demonios.

????????????????????????????????????

José Abella es el dueño del pequeño periodico “El Buen Tono”, Lleva pocos años de haber entrado al periodismo a raíz de una carrera fallida al ser candidato del PAN y perder. Pronto cobro notoriedad por la aberrante criminalización en su periódico de Rubi; una joven desaparecida  justo después de que se viralizo un vídeo de su madre Aracely Salcedo confrontando a Duarte.

También fue denunciado por graves actos criminales por el abogado Reyes Peralta. Después seria acusado por el mismo abogado y otros de autoincendiar la fachada de su periódico para generar simpatías.

periodico-el-buen-tono-cordoba-veracruz

El mismo abogado presento una foto de Abella con gente armada  a lo que el empresario respondió que estos eran Fuerzas Especiales de la Policía de Veracruz que le habían asignado para protegerlo. El periodista Aurelio Contreras  le cuestiono en su columna que privilegios goza para que el estado le otorgue tal protección siendo que el puede pagársela a lo cual Abella respondió con varias amenazas a su correo.

                  Abella-1Jose-Abella-700x450unnamed63

Conclusiones

El hecho de que Abella al igual que muchos otros medios periodísticos jamás contradicen la posición oficial del gobierno y la procuraduría seria suficiente para concluir que están operando para proteger sus intereses.

Entre los objetivos del estado, ya tenemos la plena certeza, no esta contemplado combatir al narcotráfico para proteger los derechos de los civiles sino mantener la “estabilidad política” necesaria para mantener sus prospectos de enriquecimiento personal. El mito de la narcoguerra se instrumentaliza para eliminar a sus oponentes diluyendo su responsabilidad en las manos del crimen organizado de cuya estructura en realidad forman parte. La falacia es necesaria para mantener el enorme negocio redondo y por lo tanto los periodistas al revelar los hechos que demuestran el engaño oficial y son escuchados por la población que les otorga su confianza son el ente mas peligro para sus intereses.

Ya que el asesinato de un periodista es señal de la mas profunda corrupción de un estado esto implica un escándalo a nivel internacional. Por lo tanto el modus operandi consiste en criminalizar al periodista (volviendo a asesinar en palabra y revictimizando a su familia) pero enviando amenazas veladas en un discurso indirecto para que los demás periodistas entiendan que su vida peligra si denuncia la criminalización, dicho asesinato o cualquier cosa que contradiga al estado local. El siguiente paso consiste en aparecer algún chivo expiatorio que después de ser torturado confiesa su autoría o solamente se le declara el “autor intelectual”. Sin embargo cuando los periodistas vencen el miedo y se mantienen firmes en su denuncia estas burdas tácticas suben de tono volviéndose cada vez mas ridículas y evidentes.

Tanto el PAN como el Senado fingen tomar cartas en el asunto y anuncian que están pidiendo el desafuero de Duarte pero la clase política jamas podrá lavarse las manos por haber hundido al país en esta crisis humanitaria. En la mueca petulante y grotesca de Duarte no solamente se adivina el rostro de un demonio que se imagina dueño de su propio infierno personal sino también el miedo de quien sabe que sus mentiras, al igual que sus privilegios, se han acumulado al punto de reventar.

La experiencia del pueblo mexicano frente a la versiones mas extremas y cínicas de la corrupción política nos aseguran que en un futuro cercano este mal gobierno ya no será tolerado y los periodistas ya no podrán ser silenciados.

11935559_492597054233802_7334511684294568107_n

 

s